Luis Antonio Marín, asistente de Paulo Wanchope, declaró que valoran devolverlo a su posición habitual, sobre todo porque contra El Salvador se vio muy controlado por el rival.

Por: Esteban Valverde 12 julio, 2015
David Ramírez es figura con Costa Rica y anotó el segundo gol de la Sele ante Jamaica en la Copa Oro.
David Ramírez es figura con Costa Rica y anotó el segundo gol de la Sele ante Jamaica en la Copa Oro.

Houston, EE.UU.

David Ramírez, delantero de la Selección Nacional, no tuvo ante El Salvador el brillo que lució en el primer cotejo contra Jamaica.

Al futbolista lo cambiaron de posición y fue controlado por la defensiva rival.

Ramírez actuó como volante por la izquierda, mientras que había comenzado el torneo como delantero centro. La posición como única referencia en ataque le había dejado muy buenos resultados: una asistencia y una anotación.

Paulo César Wanchope para el segundo compromiso buscó tener un delantero de más poderío físico para contrarrestar el juego brusco de los salvadoreños, por esto decidió ingresar a Álvaro Saborío y sacar a Johan Venegas, pasando a Ramírez a la posición de este último.

David no pudo penetrar por su lado, además de que estuvo lejos de la zona donde es más peligroso: el área rival.

El asistente técnico de Chope, Luis Marín, aseguró que en el cuerpo técnico son conscientes de que el futbolista del Saprissa es mucho más productivo como delantero centro, pero por el rival intentaron sacar provecho a otras condiciones que él tiene.

"Hemos hecho el análisis, vamos a valorarlo. Ante El Salvador queríamos buscar otro tipo de situación por el rival que teníamos al frente, queríamos poner otro tipo de delantero, pero sabemos que David es un hombre que donde ha dado más frutos es un punta. Él puede jugar en los dos puestos, pero se siente mejor en punta", explicó Marín.

Por su parte, el delantero calificó el partido como muy complicado, sobre todo en la primera parte. El jugador fue sustituido al 65' por Elías Aguilar.

"Fue un partido muy difícil, ellos (El Salvador) es un equipo que ha mejorado en su funcionamiento y tienen un buen control defensivo. Salgo con un mal sabor de boca, pero queda un partido, creo que podemos sacar un buen resultado en lo que queda", afirmó.

David señaló que ya hay que dejar atrás lo que pasó con Jamaica y los cuscatlecos y enfocarse en el partido que será una final, el martes contra Canadá.

"Por la situación del grupo no nos queda otro camino más que triunfar, tenemos que tener claro eso y mentalizarnos en esa palabra. Estoy seguro que lo vamos a conseguir", concluyó.