Con la derrota ante la Tricolor, Estados Unidos se quedó con ocho puntos en la hexagonal final camino a Rusia 2018, misma cantidad de unidades a los cuales llegó Honduras con su victoria frente a Trinidad y Tobago

Por: Juan Diego Villarreal 2 septiembre
El técnico Jorge Luis Pinto no quiso referirse a la victoria de Costa Rica sobre Estados Unidos.
El técnico Jorge Luis Pinto no quiso referirse a la victoria de Costa Rica sobre Estados Unidos.

¿Quién se lo iba a imaginar?

Sin que estuviera planificado, Costa Rica le echó una mano a su exentrenador, el colombiano Jorge Luis Pinto, al derrotar a Estados Unidos de visita 2-0 y frenar el ascenso vertiginoso de los norteamericanos al mando del técnico Bruce Arena.

De esta manera, los estadounidenses se estancaron en ocho puntos, misma cantidad a la que llegó Honduras, tras vencer como visitante a Trinidad y Tobago (1-2). Sin embargo, por gol diferencia los norteamericanos siguen terceros y los catrachos son cuartos.

Ahora los hondureños dependen de sí mismos para clasificar a Rusia y tienen todo a su favor, pues precisamente este martes se enfrentan al conjunto de las Barras y las Estrellas, en el Metropolitano de San Pedro Sula, a las 3:30 p. m.

Una victoria de los dirigidos por Pinto los llevaría a tener 11 puntos a falta de dos jornadas para que concluya la eliminatoria. Luego los catrachos visitan a Costa Rica y cierran en casa ante México.

Además, los estadounidenses perdieron al delantero Jozy Altidore, al ver la segunda tarjeta amarilla ante los ticos, por lo que será un problema menos para los dirigidos por Pinto.

No obstante, al final del compromiso ante los trinitarios, el cafetero no quiso hablar del triunfo de sus exdirigidos ante Estados Unidos (2-0) y solo atinó a decir que lo importante era sacar los tres puntos como visitante.

"Yo hablo de mi equipo. Solo sé que había que ganar y el martes también independientemente de los demás resultados que se den", comentó Pinto en conferencia de prensa.

Honduras ahora no debe fallar en casa ante los Estados Unidos para encarar los dos últimos compromisos, sobre todo porque de esa manera son amos de su destino, tal y como lo entiende su capitán Mynor Figueroa.

“Sabíamos lo importante de sacar el resultado, eso nos tiene con vida. Las oportunidades están ahí y ahora dependemos de nosotros mismos. Debemos hacer valer nuestro trabajo en los próximos partidos”, comentó Figueroa al diario Diez de Honduras.

Por su parte, Panamá, con su derrota ante México (1-0) se quedó en siete puntos, aunque tiene la ventaja que el próximo rival será Trinidad y Tobago en Ciudad de Panamá, duelo que debe ganar o ganar para llegar a 10 puntos y esperar el resultado entre catrachos y estadounidenses.

Para los canaleros, el mejor panorama es un empate entre los catrachos y norteamericanos, pues así ellos ocuparían la tercera plaza, en caso de ganar. Los panameños cierran la hexagonal visitando Estados Unidos, rival directo en sus aspiraciones mundialistas, y reciben a Costa Rica en el Rommel Fernández.