Por: Cristian Brenes 12 noviembre, 2016

Puerto España

El peso de Christian Bolaños en la Sele es cada vez mayor. Después de ser pieza clave en la cuadrangular, el volante empezó la hexagonal como protagonista.

Regular y eficaz con el balón: así se vio el mediocampista ayer frente a Trinidad y Tobago.

Después de llevar los hilos del equipo durante muchos momentos del compromiso, Bolaños supo encontrar los espacios para anotar el primer gol y asistir a Rónald Matarrita en el segundo tanto del combinado tico. “Yo no sé por qué en Costa Rica se asustan cuando un jugador pasa los 30 años y sigue rindiendo; esto es cuestión de calidad y no de edad. Cuando he estado acá, he tratado de hacer las mejores cosas”, dijo Bolaños.

El futbolista también evidenció su madurez al poner la calma en los momentos justos.

En el segundo gol, se sacó dos marcas de encima en pleno contragolpe y esperó a que Matarrita llegara al área para tocarle la pelota, justo a tiempo para que anotara el segundo tanto.

El mediocampista, de 32 años, asegura que ha hecho grandes esfuerzos para llegar con un buen rendimiento al inicio de esta hexagonal eliminatoria, debido a que su participación en el fútbol de la MLS terminó hace cerca de dos semanas.

“Tuve que hacer cosas que nunca había hecho para llegar bien a la eliminatoria, pero el profesor y los compañeros me dan mucha confianza y trato de retribuirla en la cancha”, afirmó.

“Creo que es importante que reconozcan que esta selección hace las cosas bien. Estoy satisfecho por haber anotado, pero más que eso, estoy contento por el triunfo”, agregó el volante.

Bolaños suma siete partidos en esta eliminatoria, cuatro de ellos como titular. Además, ayer marcó su tercera anotación en la presente ruta mundialista.