Desde las graderías del recinto se observa que aún no hay pozos ni daños en ninguno de los sectores del terreno de juego

Por: Cristian Brenes 17 noviembre, 2015

Pese a que llueve con mucha fuerza en la capital panameña desde las 3 p. m. (hora tica), la gramilla del Estadio Rommel Fernández parece estar resistiendo.

Sobre este campo, Costa Rica se enfrentará a Panamá, esta noche, a partir de las 7:30.

Desde las graderías del recinto se observa que aún no hay pozos ni daños en ninguno de los sectores del terreno de juego. Esto debido a que se ha cuidado minuciosamente, ya que ni los canaleros ni la Tricolor entrenaron sobre ella esta semana, ni siquiera hicieron los reconocimientos habituales previos al compromiso.

— Cristian Brenes (@CristianB_LN) noviembre 17, 2015

Sin embargo, el césped natural está siendo exigido al máximo, ya que conforme pasan los minutos, la fuerza de los aguaceros se incrementa, por lo que se debe estar atento y vigilar con detalle si resiste para efectuar el duelo sin problema.

Lo que sí es una realidad es que los futbolistas deberán utilizar tacos de tornillo, ya que la lluvia será un protagonista más con el la cual deberán lidiar ambos combinados.

Los portones del estadio se abrirán en cualquier momento, indicó Jaime Villa, director de Bomberos de este país.

"Estaba previsto para abrir a las 5 p.m. (4 hora tica), pero nos atrasamos un poco, esperamos hacerlo lo más pronto posible, para que los aficionados ingresen y se ubiquen con comodidad", explicó.

De momento, todas las actividades programadas para la previa del encuentro han sido suspendidas por el mal tiempo.

Etiquetado como: