Carlos Aguirre, coach del representativo patrio, comentó que el liderazgo que aportan jugadores como Bryan Ruiz, Álvaro Saborío y Celso Borges ha sido clave para conservar la armonía en el plantel.

Por: Esteban Valverde 17 julio, 2015
Los seleccionados nacionales acostumbran a realizar una concentración grupal previo a cada práctica.
Los seleccionados nacionales acostumbran a realizar una concentración grupal previo a cada práctica.

New Jersey, EE. UU.

El ánimo de la Seleccón Nacional se encuentra al tope, no hay porqué entrar en duda y la calma se conserva a lo interno del grupo. El coach deportivo de la Nacional, Carlos Aguirre, comentó que él ha analizado el ambiente y los muchachos se conservan muy positivos de cara a lo que resta del torneo.

"El equipo en ánimo está bien, está fuerte, está concentrado, está unido, eso se lo puedo garantizar", afirmó.

Según Aguirre, los empates lejos de causar desconfianza crearon que se tenga la ambición de mejorar continuamente. Por otra parte, el aporte de los líderes ha sido primordial para conservar el buen ánimo.

Contrario a lo que se decía hace cuatro años, el experto ahora destaca el aporte que le dan al grupo figuras como Bryan Ruiz, Celso Borges, Álvaro Saborío, entre otros.

"Le sobra el liderazgo a esta Selección, tenemos un súper capitán como Bryan, un líder guerrero como Saborío, un líder profesional como Celso Borges, entonces en ese aspecto estamos muy tranquilos", declaró.

Don Carlos fue enfático en que lo tiene impresionado la capacidad que ha tenido el grupo para poder adaptar a los futbolistas que son nuevos en el grupo, como por ejemplo David Ramírez, Johan Venegas, entre otros que no estuvieron en el proceso a Brasil 2014.

"La Copa Oro el grupo la ve como una parada en el camino hacia Rusia, pero no es el final del recorrido. Tenemos un grupo de 11 que fueron al Mundial, pero hay 12 nuevos y algo que yo destaco de estos muchachos es la capacidad que tiene el grupo de integrar rápido a sus nuevos integrantes", expresó.

Aguirre señaló que ellos manejan el grupo gracias a un fórmula que aplican después de cada cotejo.

"Paulo le pregunta a ellos ¿Cuál es su desempeño? y ellos entran en un periodo de autoevaluación. A nosotros nos gusta que tengan confianza en ellos mismos, además que tengan valores como la ambición, el coraje, entre otros", concluyó.