Por: Kenneth Meléndez 28 marzo
El guardameta hondureño Donis Escober le cometió una falta a Celos Borges cuando el tico tenía todo para anotar. Joel Aguilar no pitó el penal.
El guardameta hondureño Donis Escober le cometió una falta a Celos Borges cuando el tico tenía todo para anotar. Joel Aguilar no pitó el penal.

El exárbitro Vinicio Mena considera que el réferi salvadoreño Joel Aguilar erró al no sancionar dos penales en el empate 1-1 entre Honduras y Costa Rica.

El primero se dio a los dos minutos de juego, cuando el lateral Bryan Oviedo empujó al atacante catracho Alberth Ellis, en una jugada sin mayor trascendencia, cuando la pelota iba hacia afuera y el lateral tico la cubría. Ellis, sin embargo, le ganó la posición al costarricense y éste optó por desestabilizarlo con una carga.

"La jugada estaba para pitar penal porque hay un empujón. Es un riesgo que se toma Oviedo al lanzar su cuerpo contra el del atacante con una fuerza desmedida", opinó el exárbitro.

Mena además dijo que la falta del portero Donis Escober contra Celso Borges a los diez minutos fue demasiada clara y que, incluso, pudo ser tarjeta roja para el guardameta catracho.

"Es extraño que un árbitro tan experimentado no vea esa falta. Tal vez no la pitó por las jugadas anteriores en las que los hondureños pidieron penal, lo que lo pudo llevar a pensar que Borges simuló la falta. Cuidado y la jugada era para expulsión porque hay control de balón de Celso; sino lo derriban tenía todo para anotar", agregó Mena.