Fanáticos prefieren comprobar autenticidad del tiquete en la boletería habilitada en el Estadio Nacional antes de pagar por los boletos, que se venden a más del doble de su costo original

Por: Cristian Brenes 4 septiembre
Los revendedores hacen su negocio a las afueras del Estadio Nacional, previo al juego entre Costa Rica y México.
Los revendedores hacen su negocio a las afueras del Estadio Nacional, previo al juego entre Costa Rica y México.

Costa Rica tiene a su alcance visar el pase al Mundial de Rusia 2018. El primer rival para lograrlo es México y la expectativa y el fervor alimentan la pasión de una fanaticada que trata de conseguir entradas, aunque sea en la reventa y al doble del precio original, pero no sin antes probar que sean reales.

Con la taquilla agotada desde el mismo día que se sacó a la venta, la única forma de encontrar tiquetes para el duelo de este martes, a las 8 p. m. en el Estadio Nacional, es con los vendedores informales. Sin embargo, la información que difundió la tiquetera, sobre los controles extra que realizarán para verificar la autenticidad de los boletos, lleva a que los seguidores prefieran comprobar que no les estén dando falsificaciones.

Este lunes Specialticket, encargada de comercializar los tiquetes, habilitó una boletería en el Nacional entre las 8 a. m. y 4 p. m., y de igual forma lo hará este martes, lo que aprovecharon los aficionados para comprobar el boleto que compran antes de pagar las altas sumas que piden.

La localidad de sol, que inicialmente costaba ¢10.000, ahora se vende entre ¢22.000 y ¢30.000, mientras que sombra, que valía ¢20.000, se consigue entre ¢40.000 y ¢50.000. Este panorama no hace que baje la demanda, pero sí genera un sentido de precaución entre los interesados.

"Aproveché que la gente de la boletera está acá para revisar la entrada y así quedar tranquilo antes de comprarla. Así me queda claro que es 100% original. Hace unos años pasó que había entradas gemeleadas y tuve problemas, así que ahora no me la juego. Todos queremos estar en el estadio porque tenemos el Mundial a la mano", indicó Mauricio López, seguidor de la Sele.

Rodolfo Villalobos, presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), anunció que el control es exclusivamente para los aficionados que compraron sus boletos en puestos no oficiales.

Villalobos detalló que la modalidad es pasar la entrada por un escaner, que detectará la oficialidad del mismo.

"Abrimos solo una boleteria para verificar entradas de los que no adquirieron en puestos oficiales. Se detectó una entrada falsa de muy mala calidad, están tratando de vender entradas falsas. El mensaje es claro para que los aficionados, verifiquen las entradas. Hoy y mañana hay puntos de control para verificar que sus entradas son las correctas", concluyó.

Los vendedores informales señalaron que el negocio es bastante bueno para ellos, y más aún después de que la Tricolor sacó los tres puntos ante Estados Unidos el viernes anterior, lo que disparó el interés. Pese a que los precios son elevados, aseguran que la gente compra sin problemas y a quienes solicitan la verificación, le dan la posibilidad de que lo haga.

"No tenemos problema con que la persona quiera ir a verificar a la boletería si son reales, si así lo prefieren se las damos para que vayan. Los que estamos acá tenemos muchos años en esto y nos conocen, así que no hay inconveniente", manifestó Luis Santamaría a las fueras del Nacional.

Tanto la Fuerza Pública como la Fedefútbol desplegarán un amplio operativo de seguridad, para un cotejo que despierta la atención de todos los apasionados del fútbol y en el que se podría clasificar a Rusia 2018, a falta de dos fechas más por disputarse.