Ellos son parte de los cientos de personas que desde el miércoles en la madrugada pretendían viajar a la ciudad azteca; sin embargo, solo una parte del grupo lo logró

 23 marzo
Algunos aficionados llegaron este jueves en la Fiscalía de Alajuela para presentar una denuncia contra la agencia de viajes Continental Travel.
Algunos aficionados llegaron este jueves en la Fiscalía de Alajuela para presentar una denuncia contra la agencia de viajes Continental Travel.

Cerca de 20 de aficionados que iban a viajar a México para ver a la Selección Nacional y quedaron varados en el aeropuerto Juan Santamaría interpusieron denuncias contra la agencia de viajes Continental Travel.

Ellos son parte de los cientos de personas que desde el miércoles en la madrugada pretendían viajar a la capital azteca; sin embargo, solo una parte del grupo lo logró.

Los seguidores, entre ellos una abogada, se presentaron en los tribunales de Alajuela para realizar la denuncia ante la Fiscalía por un hecho que califican como "estafa".

Una de las afectadas fue Doña Ismary Hidalgo, vecina de Alajuelita y de 69 años. Ella soñaba con hacer su primer viaje fuera del país, por lo que ahorró el dinero y compró el paquete de la agencia junto a una amiga.

"Todo un año ahorrando, lavando y planchando para poder ir. Fue algo bastante triste, frustrarte porque fue cuando ya estábamos ahí adentro (en el aeropuerto)", comentó Hidalgo.

Doña Ismary asegura que cuando ya estaban en la zona para abordar les cambiaron el horario del vuelo y después anunciaron la cancelación.

"Para mí era un sueño. Imagínese lo que yo pensaba vivir. Desde que anunciaron la fecha de este partido me puse las pilas para recoger esta plata, pero que ahora le salgan a uno con estas cosas", añadió.

Los aficionados aseguraron que ahora esperan la devolución del dinero que pagaron por el viaje.

David Ruíz, vecino de Grecia, afirma que Deiby Rojas, dueño de la agencia, llegó a la terminal y simplemente les dijo que se cancelaba el vuelo y les devolvió solo $150 de los $950 que él había cancelado.