40 seguidores de la Tricolor arribaron a las 4 a. m. a tierras canaleras para poder presenciar el partido luego de un recorrido de 16 horas

Por: Cristian Brenes 17 noviembre, 2015

A 40 costarricenses no les importó viajar por 16 horas y llegar a las 4 a. m. de este martes a Panamá para apoyar a la Selección Nacional y así cumplir el deseo de uno de los hijos de los fanáticos.

Gerardo Bogantes, vecino de Juan Viñas, no pudo negarse a la petición de su hijo de ver a la Tricolor. No importó el cansancio y el sacrificio; emprendieron el viaje por tierra y, aunque descansaron muy pocas horas, a las 11:30 a. m. ya tenían la camiseta puesta y estaban listos para ver a la Nacional.

"Andamos 40 en excursión. Salimos a las 12 mediodía del lunes y llegamos de madrugada, pero valió la pena porque mi hijo quería venir; si estamos acá es por él. La verdad el viaje fue bastante pesado, pero lo vale", comentó Bogantes.

Los seguidores del equipo patrio se tiraron a las calles desde la mañana de este martes y, a diferencia de otros días, ahora es fácil observar camisetas tricolores en las principales calles de Ciudad de Panamá.

Roberto Hernández, oriundo de Guadalupe, también llegó este martes en la madrugada. Aunque no escondió su cansancio, aseguró que todo se le olvidará cuando esté en el Rommel Fernández.

infografia

"El sacrificio fue bastante duro, porque solo paramos una vez a comer, pero siempre que salgamos adelante, vale la pena todo. Estamos ansiosos por ver a la Sele y seguros de que vamos a ganar", dijo.

Por su parte, Paulo Baeza y Jairo Jabash también viajaron por tierra, aunque en su propio vehículo. Aseguraron que todo el camino fue de alegría para los costarricenses, quienes una y otra vez sacaban las banderas por las ventanas y se hacían sentir.

"Soy de Turrialba pero vengo de Pérez Zeledón, el viaje fue corto, solo duramos seis horas. Realmente fue una bonita experiencia porque todo fue fiesta, los ticos tocaban los pitos y gritaban para que nos escuchara todo mundo. Desde que llegamos acá, el ambiente ha sido inmejorable", aseguró Baeza.