Paul Montoya se escapó del trabajo con la misión de ir a la práctica de la Tricolor, él asistió y además pudo ingresar y compartir con los futbolistas.

Por: Esteban Valverde 16 julio, 2015
Paul le pidió un autógrafo a Giancarlo González.
Paul le pidió un autógrafo a Giancarlo González.

New Jersey, EE.UU.

Paul Montoya se escapó del trabajo con la clara misión de conseguir los autógrafos de la Selección Nacional. El costarricense que es originario de Tres Ríos se propuso estar lo más cerca posible de la Selección Nacional, al punto que con mucha cautela se coló entre los medios de comunicación y pudo compartir con los integrantes de la Mayor.

Primero fue donde Bryan Ruiz, luego se acercó a Giancarlo González, también pudo estar a la par de Joel Campbell y hasta le robó la firma y la foto al entrenador Paulo César Wanchope.

"Por medio de la cámara que ando me metí en la cola que hicieron ustedes y ya logré entrar gracias a Dios. Los seleccionados fueron muy gentiles conmigo, uno que otro más concentrado, pero se sacaron fotos conmigo", contó.

Este costarricense tiene claro que el cotejo ante México no será sencillo, pero espera que la Nacional saque la ventaja ante los aztecas.

"Creo que está parejo, siento que es una buena oportunidad para que Costa Rica se vuelva a encontrar con su mejor versión y marque la diferencia", señaló.

El seguidor logró que casi todos los futbolistas de la Sele le firmaran la camisa, solo le faltaron Kendall Waston y Esteban Alvarado.

Al final, el aficionado se retiró con una sonrisa de oreja a oreja por compartir al menos segundos con los seleccionados.