Pablo Bustamante contó que desde hace meses tomó la decisión de entrar al terreno de juego, algo que ahora le costará un castigo, pero eso no le importa.

Por: Esteban Valverde 13 julio, 2015

Toronto, Canadá.

Pablo Bustamente es el aficionado que le robó un selfie a Esteban Alvarado, durante el juego que disputaron la Selección Nacional y el cuadro de El Salvador.

Bustamente contó que desde hace cuatro meses que se enteró que la Nacional jugaría en Houston, lugar donde vive, decidió que iba a meterse al terreno, sin importar las consecuencias. El seguidor le agradece a Alvarado la protección que le dio cuando la seguridad lo iba a sacar.

"Esteban me abrazó e hizo que la seguridad no me hiciera nada. Me tenía bien protegido, aunque cuando me sacaron no pudo capear lo que me tiraron los aficionados de El Salvador. Alvarado me dijo 'apúrele a llegar a la gradería porque de lo contrario lo agarran'", narró.

Sobre qué sucedió cuando lo detuvieron, el joven de 16 años contó que tuvo que rendir cuentas a las autoridades.

"Me pasaron a un cuarto y me dijeron que estoy suspendido de ir al estadio hasta que decidan cuál será el castigo final; de momento solo estoy a la espera", declaró.

Lo que sí ganó Bustamente fue popularidad. "Tengo como 200 seguidores y tuve 182 retuits. La verdad mis amigos están muy contentos y orgullosos", contó.

Pablo Bustamente posó con Esteban Alvarado.
Pablo Bustamente posó con Esteban Alvarado.