Con una formación distinta a la habitual, las ticas perdieron 2-0 contra Ecuador y Brasil le ganó con ese mismo marcador a Canadá

Por: Fanny Tayver Marín 19 julio, 2015
Wendy Acosta (20) en una jugada de choque contra la ecuatoriana Ana Palacios.
Wendy Acosta (20) en una jugada de choque contra la ecuatoriana Ana Palacios.

Cuando terminó el partido entre Ecuador y Costa Rica, la cara de la capitana Shirley Cruz hablaba por sí sola en el Estadio de Fútbol Panamericano Hamilton CIBC, en Canadá.

La Sele acababa de perder por 2-0 y con eso, se dependía de que Brasil le ganara por cuatro goles de diferencia a Canadá para avanzar a las semifinales.

Las cariocas triunfaron ante las anfitrionas, pero por 2-0.

Con eso, la Tricolor quedó eliminada, esfumándose la gran ilusión que tenía Costa Rica de pelear por medalla en los Juegos Panamericanos de Toronto.

Pero más allá de la producción de goles de Brasil, las ticas son conscientes de que no tenían que caer contra un rival que no había puntuado en el grupo B.

Durante todo el partido, la Selección Nacional no se encontró con su fútbol habitual.

Amelia Valverde hizo tres variantes en su formación estelar, porque Carolina Venegas, Fabiola Sánchez y Daniela Cruz reemplazaron a Diana Sáenz, Carol Sánchez y Cristin Granados, quienes habían jugado los 90 minutos contra Brasil y Canadá.

A la Nacional le costaba el partido contra un rival muy limitado como Ecuador, en un juego con pocas acciones de peligro.

La mediocampista Kerlly Real marcó dos goles, al 10' y al 90'+1, que se convirtieron en la revancha para Ecuador, equipo que ya no tenía opciones de avanzar, y en la dura eliminación de la Sele.