23 junio, 2014

Un lanzamiento escalofriante del derecho Sergio Zapata y una solitaria carrera, apenas en el primer episodio del desafío, decidieron a la postre el crucial partido de la eliminatoria entre el ganador Pinoleros y el perdedor Huracanes, ayer, domingo en el diamante del Parque Antonio Escarré.

Con el triunfo, Pinoleros afianza la ruta hacia el play-off y deja a Saprissa al borde del abismo a falta de una fecha para culminar la ronda de clasificación de la temporada mayor del béisbol costarricense.

Una base por bolas para Gerardo Chévez y un hit productor del receptor Guillermo Montes contra el abridor de Huracanes, Ever Jiménez, produjeron la única carrera que necesitó Pinoleros para salir avante y afianzar una mejor posición de cara al eventual boleto.

El triunfo de Pinoleros prácticamente dejó fuera a Saprissa. | ARCHIVO
El triunfo de Pinoleros prácticamente dejó fuera a Saprissa. | ARCHIVO

De allí en adelante se produjo un duelo formidable entre los lanzadores Manuel Acuña, relevista de Huracanes, y el ganador Sergio Zapata, algo usual en el segundo de ellos, quien gana los desafíos de esa forma cuando se trata de afrontar los juegos cruciales.

Así lo hizo con Santo Domingo la última vez que este trabuco fue campeón nacional.

El agradecido obviamente fue el público, que disfrutó de un excelente espectáculo.

Para Huracanes la derrota no es angustiante, pues con 15 ganados y cinco perdidos ya tiene asegurada virtualmente su participación en la postemporada.

Esa posibilidad llega por la solidez de tener en sus filas a los tres líderes de bateo y dos líderes de embasados por hits , así como los mejores en carreras anotadas, empujadas, bases robadas y jonrones.