Unos ciclistas subían al rodillo para calentar antes de la cronoescalada de 19,64 kilómetros, pero él andaba con su bebé en brazos y, la cara del pequeño también reflejaba la alegría de estar con su papá

Por: Fanny Tayver Marín 18 diciembre, 2016

Paraíso

En uno de los días claves de esta edición 52 de la Vuelta a Costa Rica, Román Villalobos recibió una visita muy especial.

Desde que su hijo Gael llegó a Palomo, el pedalista tico que milita en el equipo mexicano Canel's Specialized trató de compartir con el pequeño lo más que pudo.

Unos ciclistas subían al rodillo para calentar antes de la cronoescalada de 19,64 kilómetros, pero él andaba con su bebé en brazos y, la cara del pequeño también reflejaba la alegría de estar con su papá.

Román Villalobos no estuvo solo en el podio, lo acompañó su hijo Gael.
Román Villalobos no estuvo solo en el podio, lo acompañó su hijo Gael.

El bebé tiene año y cuatro meses y es la gran inspiración de Román, ese hombre que en esta Vuelta protagoniza un duelo reñido en la montaña con los hermanos César y Juan Carlos Rojas (Frijoles Los Tierniticos Arroz Halcón).

"Todo lo que logro es gracias a mi hijo y es para él; me cambió la vida y es lo más importante que tengo", comentó el pedalista que este domingo se impuso en la explosiva cronoescalada entre Palomo y Paraíso.

En el podio, Román siguió disfrutando de su bebé y Gael está completamente familiarizado con el mundo de las bicicletas, porque su papá es uno de los referentes del país y su mamá, Daniela Robles, tiene varios de trabajar como la encargada de prensa de la Federación Costarricense de Ciclismo (Fecoci).

Sobre la etapa, Villalobos confesó que estaba con la incertidumbre de qué hacer en esta contrarreloj, que no tenía subidas, repechos y unos cuantos tramos planos.

Lo que él tenía en mente era cambiar sobre la marcha la bicicleta de contrarrelojear por la convencional; pero luego descartó esa opción.

"Confié en el trabajo que he realizado, me sentía muy fuerte, con la bici de contrarreloj hay que tener mucha fuerza para moverla porque es más pesada que la convencional, pero avanza más en la travesía", relató el pedalista.

El corredor de San Isidro de Heredia contó que le sacó provecho a esa bicicleta de contrarreloj.

"Hice una subida decente, con un paso bastante fuerte para mantenerme, en un momento alcé la mano para hacer cambio de bicicleta al principio, pero pensé que los tiempos eran muy pequeños como para darme el lujo de perder 15 segundos en ese cambio de bicicleta, que al final no le fuera a sacar provecho a la bici de ruta y que se me fueran a hinchar las piernas por el parón que iba a hacer", destacó.

Por eso, se las ingenió para tirar cambios, rotar lo más que pudiera para acomodarse en el primer kilómetro ya en la montaña.

"Pude mantener un paso y fui tirando cambios poquito a poquito para tener un paso fuerte y mantener la diferencia. Al final valió la pena salir con la bicicleta de contrarreloj, porque aproveché mucho el ritmo de carrera que tenía y en la primera parte venía rápido y con buen tiempo".

En cuanto a las relaciones que utilizó, Villalobos contó: "Venía con 54, pero en la montaña bajé el cambio, es imposible mover un plato tan fuerte, pero sí andaba un 39/25 que me ayudó mucho".

Vuelta abierta. Con su segunda victoria al hilo, Román Villalobos le descontó 24 segundos a César Rojas (Frijoles Los Tierniticos Arroz Halcón) y ahora, en la general, está a 31 segundos del hermano de Juan Carlos.

"Me motiva mucho y me pone contento que he venido de menos a más, en San Carlos me sentía incómodo por el kilometraje y por no haber descansado bien, pero estas etapas me sientan muy bien, que son muy explosivas, cortas", reseñó el nacional.

Para él, lo más importante es que tiene buen ritmo de carrera.

"He mantenido la calma y he cerrado una semana crucial y muy importante para estar en la disputa de la Vuelta, ahora viene la semana más fuerte, en la que hace mella el desgaste, pero pienso que me he venido recuperando bien y espero en Dios estar en la disputa de la Vuelta", citó.

Desde el principio, el Canel's Specialized de Juan José Monsivais ha sido protagonista en esta Vuelta y Villalobos asegura que después del trabajo de sus compañeros, después de este lunes libre, ahora le toca el turno a él y confía en la fortaleza de sus piernas.

"Para eso me tienen acá, ellos han confiado en mí este año y lo más que puedo hacer es darles resultados; me han tratado muy bien y para eso me contratan, para pelear carreras grandes UCI de América como esta y la Vuelta a Guatemala en la que ya me proclamé campeón Esperemos seguir cosechando triunfos para el equipo", finalizó.

Ya se disputaron seis largadas, este lunes es libre y a partir del martes inician las últimas seis etapas de esta Vuelta.