El ciclista italiano Nibali agrandó la ventaja con sus rivales, el principal de ellos, el australiano Richie Porte, que era segundo de la general

 18 julio, 2014

Chamrousse, Francia

El italiano Vincenzo Nibali logró este viernes su tercera victoria en el Tour de Francia al imponerse en la etapa 13, con final en la estación de esquí de Chamrousse, el primer final de alta montaña de la edición, por lo que consolidó su liderato de la prueba.

Vincenzo Nibali entró en solitario a meta, sobre Majka y Koning.
Vincenzo Nibali entró en solitario a meta, sobre Majka y Koning.

Nibali agrandó la ventaja con sus rivales, el principal de ellos, el australiano Richie Porte, que era segundo de la general, pero sufrió una crisis en el ascenso al puerto final y dijo adiós a sus opciones de victoria al perder casi nueve minutos en la meta.

La segunda posición ahora es del español Alejandro Valverde, que hasta ahora era tercero y que hoy fue cuarto de la etapa, a 50 segundos del ganador. El murciano consolida sus opciones de lograr el podio de París.

Por su parte, Nibali dio un golpe de efecto casi definitivo al Tour. Respondió al ataque de Valverde en las rampas de Chamrousse a falta de 10 kilómetros para el final y, cuando quedaban 6, dejó plantado al ciclista del Movistar y al francés Thibaut Pinot, el único que estaba con los mejores.

El italiano del Astana alcanzó a dos fugados, el polaco Rafal Majka (Tinkoff) y al checo Leopold Koning (Netapp), con quienes rodó unos kilómetros, hasta que a falta de tres se marchó solo a buscar su cuarta victoria de la temporada y la trigésimo tercera de su carrera.

Entró en la meta con una decena de segundos sobre Majka y Koning y aventajó en 50 a Valverde y en 53 a Pinot.

Con el desfallecimiento de Porte, Valverde pasa a ser segundo de la general a 3.37 de Nibali, mientras que el tercer ocupante del podio provisional es el francés Romain Bardet, que ganó un puesto y está ahora a 4.24.

Pinot, un escalador nato, es cuarto a 4.40, lo que augura una batalla para ser el mejor joven del Tour con su compatriota Bardet.

Ajeno a esas luchas, Nibali aparece como el claro favorito al título final. Ganó la segunda etapa en Sheffield, en la décima con final en La Planche des Belles Filles, y hoy en el primer puerto especial de la edición.