Fisicoculturismo y natación son dos de las federaciones que piden test sorpresa

Por: Fanny Tayver Marín 25 octubre, 2015
El ciclismo es el deporte que lleva la batuta en cuanto a educación antidopaje se refiere. Los mismos corredores y sus equipos son los que claman para que se les hagan controles en el país. | MELISSA FERNÁNDEZ
El ciclismo es el deporte que lleva la batuta en cuanto a educación antidopaje se refiere. Los mismos corredores y sus equipos son los que claman para que se les hagan controles en el país. | MELISSA FERNÁNDEZ

A menos de dos meses para el inicio de la Vuelta a Costa Rica, a los ciclistas ticos no se les ha practicado ningún control antidopaje en territorio nacional.

En el extranjero se les tomaron muestras de orina al azar a los integrantes de la Selección Nacional, así como a los corredores del equipo Coopenae Extralum Economy que fueron a la Vuelta a Colombia en agosto.

“Necesitamos que comience a trabajar la Comisión Nacional Antidopaje. Nosotros estamos atados hasta que ese órgano opere como debe ser. Y el problema es de todos los deportes”, dijo el presidente de la Federación Costarricense de Ciclismo (Fecoci), Héctor Campos.

La preocupación no solo la exteriorizan los pedalistas y sus entrenadores, quienes cada vez que pueden le piden a la Fecoci que haga controles para dar garantía de que están comprometidos con el juego limpio y que todos se encuentran en igualdad de condiciones.

“En el caso específico de federaciones, se nos acercó la de natación solicitándonos controles aleatorios sorpresa para verificar si hay un uso indebido de sustancias, al igual que en fisicoculturismo nos piden ejercer controles”, reveló la ministra de Deportes, Carolina Mauri.

Comisión nombrada. Ante el fallecimiento del Dr. Benjamín Mejía, la Comisión Nacional Antidopaje tuvo que reestructurarse y falta juramentar a tres integrantes.

El órgano que nombró el Consejo de Deportes el pasado 17 de setiembre está conformado por César Sánchez, Alba Quesada, Allan Rímola, Jorge Hodgson, Max Moreira, Marta Monge y Carolina Guillén.

Ese mismo día, en el Consejo se aprobaron las normas adaptadas a Costa Rica, una vez que la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) les dio su visto bueno.

Sin embargo, desde hace varios meses, César Sánchez y los doctores Rímola y Moreira comenzaron a elaborar los planes de trabajo y el presupuesto.

“Estamos aplicando para dos aportes de Unesco, que es la organización internacional que tiene a su cargo la ejecución del Código Mundial y tiene dinero a disposición de los países miembros para proyectos de implementación del Código”, expresó Carolina Mauri.

Se pretende recibir dinero del fondo por países para capacitación y diseño de un sitio en Internet, donde se puedan consultar todas las sustancias que están prohibidas en el deporte.

Además, Costa Rica concursa junto a El Salvador, Honduras y Panamá en un proyecto regional coordinado entre los cuatro países para capacitación de atletas.

“En este momento, a la Comisión se le asignaron ¢25 millones del presupuesto del Icoder para efectuar controles en los eventos que quedan, pero necesitamos para el próximo año tener recursos para tomar más muestras”, comentó la ministra.

La jerarca afirma que más que perseguir a quienes hacen trampa, el objetivo principal del Código Mundial es educar, capacitar y prevenir el consumo de sustancias prohibidas y la implementación de prácticas indebidas, involucrando a atletas, entrenadores, dirigentes y personal de apoyo.

“Todos debemos conocer los riesgos del dopaje para la salud, luego lo que pasa a nivel legal en cuanto a sanciones y que los atletas sepan cuáles son sus deberes y sus derechos”, citó Mauri.

Y agregó: “Hay que capacitar a toda la población, no solo a la élite, porque muchos ticos van a maratones, por ejemplo, y usan sustancias perjudiciales”.