Por: Juan José Herrera Ch. 29 diciembre, 2012
 Este es el momento en que Juan Carlos Rojas fue ingresado en camilla al hospital Escalante Pradilla, en San Isidro. | ALEJANDRO MÉNDEZ
Este es el momento en que Juan Carlos Rojas fue ingresado en camilla al hospital Escalante Pradilla, en San Isidro. | ALEJANDRO MÉNDEZ

San Isidro de El General. Faltaban menos de dos kilómetros para la línea de meta cuando una cerrada curva terminó con la Vuelta para Juan Carlos Rojas.

El bicampeón del JPS-Giant no logró tomar la curva y acabó en el fondo de un pequeño precipicio, donde fue detenido por varios árboles a la orilla de la carretera.

De inmediato el Rey fue enviado al hospital Escalante Pradilla, de Pérez Zeledón, donde varias radiografías descartaron fracturas, pero revelaron una aparente fisura en su pelvis derecha.

Un fuerte golpe en su cabeza también obligó a la realización de un TAC, que finalmente no reveló ningún problema pero que sí ameritó su traslado al hospital San Juan de Dios, en San José, donde el corredor permanecerá en observación médica.

Etiquetado como: