Neruda Céspedes competirá en el evento Peneda Geres Trail Adventure, en el que el año anterior terminó en la cuarta casilla. Esta vez debe completar 230 kilómetros en siete días

Por: Juan Diego Villarreal 6 abril
El santaneño Neruda Céspedes terminó el año anterior en la cuarta posición de la ultramaratón portuguesa.
El santaneño Neruda Céspedes terminó el año anterior en la cuarta posición de la ultramaratón portuguesa.

El ultramaratonista nacional Neruda Céspedes volverá a retar las montañas portuguesas, al competir por segundo año consecutivo en la prueba por etapas Peneda Geres Trail Adventure, que se realiza en el parque nacional del mismo nombre en Portugal.

Céspedes, quien el año anterior terminó en la cuarta posición y ganó tres de las siete etapas, confía en mejorar su actuación a pesar de que nuevamente viajó con poco tiempo de adaptación y gracias a la colaboración de amigos cercanos y ahorros propios.

En total serán siete días de competencias, iniciando este sábado y los atletas deben completar 230 kilómetros.

"Vamos a tratar de mejorar la presentación del año anterior, cuando quedamos cuartos. La primera etapa será en horas de la noche con una carrera de 15 kilómetros y al día siguiente correremos una maratón (42 km), por lo que los planes han cambiado un poco, pero con la fuerza de Cristo, que me fortalece, vamos a tratar de figurar, como es la intención de todo atleta", comentó Céspedes.

El corredor, quien hace seis años superó un cáncer linfático, indicó que este año la salida será un poco diferente al tener que usar una luz frontal por la oscuridad en la primera largada; además, las condiciones climáticas pueden variar, pero aseguró que siempre buscará las primeras posiciones.

"El año anterior gané tres etapas y terminé en la cuarta casilla, tengo más experiencia, conozco el terreno y sé a lo que me enfrento. Por otra parte, también los rivales ya me conocen, por lo que será más difícil sorprenderlos, pero igual daremos nuestro mejor esfuerzo por hacer un buen papel nuevamente, aseguró Céspedes.

El fondista recordó que el trayecto por el que deben transitar es un terreno rocoso, con poca vegetación, lo que para él era totalmente desconocido en 2016; sin embargo, afirmó que aunque ya tiene claras las rutas, algunos partes cambiaron, por lo que será igual de complicado que la primera vez.

El atleta, quien labora como conductor de una buseta en el hotel Quality Real, en Santa Ana, confiesa que intentó conseguir patrocinios para hacer su viaje con mayor anticipación y en mejores condiciones, pero nuevamente la falta de patrocinios le hizo tener que redoblar esfuerzos para poder viajar por segunda vez a una competencia internacional.

"Toqué algunas puertas para tratar de conseguir ayuda, pero al final no se logró. Esta vez pude viajar gracias al apoyo del atleta puertorriqueño Roberto Almodóvar, quien me ayudó a pagar el tiquete aéreo, al Comité Cantonal de Santa Ana y de mi jefe Jefrey Montes Herrera, quien me ayudó con los permisos en el trabajo. También es indispensable el apoyo de mi familia y mi madre Blanca Flor Mora Ulloa", comentó Céspedes.

El corredor de Santa Ana indicó que siempre irá a dar lo mejor y tratar de ganar y dejar en alto el nombre de Costa Rica, pero sabe del nivel de exigencia de la carrera, en la que participarán atletas de renombre y de gran experiencia internacional.