Juan Luis Fallas recibió tres puntadas en el empeine derecho en noviembre anterior, pero asegura que estará al 100% para el día de la competencia

Por: Juan Diego Villarreal 17 febrero
Juan Luis Fallas Navarro, ganador de la edición del 2016, al llegar al retorno en Base Crestones se apresta a emprender el retorno a San Gerardo de Rivas.
Juan Luis Fallas Navarro, ganador de la edición del 2016, al llegar al retorno en Base Crestones se apresta a emprender el retorno a San Gerardo de Rivas.

Juan Luis Fallas Navarro, el ganador de la edición del 2016 de la Carrera del Chirripó, casi pierde la posibilidad de defender el título, pues se cortó su empeine derecho con un machete mientras limpiaba la ronda que lleva hasta su casa.

Fallas, quien el año anterior salió victorioso por quinta vez de la emblemática competencia de montaña, sufrió el accidente en la finca donde vive, en Olán de Buenos Aires de Puntarenas. Sin embargo, aseguró que espera llegar bien a la competencia el próximo sábado 25 de febrero y pelear por su sexto triunfo.

La prueba sale de la plaza de fútbol de San Gerardo de Rivas a las 7 a. m. y los primeros siguientes 17 kilómetros, asciende hasta Base Crestones, en el Cerro Chirripó, hasta los 3.150 metros de altura, y regresa al punto de partida.

"El accidente pasó el 16 de noviembre. Andaba chapeando la ronda que lleva a mi casa y me descuide. Como estaba mojado me resbalé y se me fue el machete (número 24), pasó la bota de hule y me corté el empeine, por lo que mi hermano José Miguel me llevó al hospital de Buenos Aires", recordó Juan Luis.

De la finca de los Fallas Navarro al centro de Buenos Aires se dura aproximadamente 45 minutos en carro por caminos de lastre, los cuales sortearon sin problemas y una vez que llegó al centro médico fue atendido por los médicos y recibió tres puntos de sutura en el empeine derecho.

Acostumbrado a las labores agrícolas el gemelo Fallas lamentó el incidente y aunque no pensó que se perdería la carrera, sí se preocupó por el estado físico en que llegaría.

"La herida no era muy profunda, pero molestaba mucho para entrenar porque no podía ponerme el tenis y además al ser campo traviesa el pie está más expuesto. Aún así empezamos a entrenar con normalidad el 1°. de enero, una vez que nos quitaron los puntos y con el objetivo de recuperar el tiempo perdido para llegar bien a la Carrera del Chirripó", aseguró Fallas.

El atleta de 31 años, quien pertenece al Team Fixur-Physical Zone, comentó que además de la cortadura superó una dolencia en su tobillo izquierdo, por lo que realiza sus trabajos específicos sin mayor dificultad.

"Hemos tenido que redoblar los entrenamientos y estuvimos corriendo entre 160 y 175 kilómetros por semana para llegar bien. Además realizamos trabajos de pista en el Polideportivo de Pérez Zeledón con mi entrenador Luis Rojas Campos, así mismo recibo del apoyo de los nutricionistas y terapeutas de mi equipo Fixur-Physical Zone, quienes me colaboran en todo", agregó Fallas.

El atleta bonaerense comentó que una de las grandes motivaciones para correr son su hija Hillary y su esposa Paola Hernández, quienes le motivan e inspiran para cumplir con los extenuantes entrenamientos para el ascensos al Chirripó.

"Va ser una competencia muy dura porque además de mis hermanos Juan Ramón y Johnny estará Abrahan Serrano quienes también entrenaron muy fuerte y conocen el terreno. Creo que va a estar muy bonita y confío en poder llegar bien tras superar la cortada y la lesión", indicó Fallas.