Más de 450 participantes llegaron el pasado fin de semana a Hacienda Pinilla, en Guanacaste, a la segunda fecha de la Serie de Triatlón BMW

 27 mayo, 2014

Guanacaste

Combinar la natación, el ciclismo y el atletismo en un solo deporte parece ser el aliciente ideal para los amantes de las pruebas exigentes.

Luchar no solo contra el reloj, sino enfrentar al mar, una alta temperatura y una elevada humedad son algunos de los retos que más les agradan a los amantes del triatlón, una disciplina que gana terreno día a día.

Una prueba de ello son los más de 450 atletas que llegan a cada una de estas competencias.

Hacienda Pinilla, en Guanacaste, es la casa del triatlón por excelencia. Este lugar es el único en el país que cuenta con un circuito cerrado para la práctica de este deporte, lo que le brinda una mayor seguridad al atleta.

La segunda fecha de la Serie de trialtón BMW se efectuó este sábado en Hacienda Pinilla, en Guanacaste.
La segunda fecha de la Serie de trialtón BMW se efectuó este sábado en Hacienda Pinilla, en Guanacaste.

Pinilla fue el sitio perfecto para que el fin de semana pasado se efectuara la segunda fecha de la Serie BMW.

"La verdad me fue muy bien. Lo que vivimos es fiel reflejo de que la práctica del triatlón viene en aumento en el país", dijo Darío Olivas, uno de los atletas que se hizo presente en Guanacaste.

Además, la competidora Alejandra Rodríguez afirma que la activa participación de las mujeres en el triatlón es más que notorio.

"Cada vez se va viendo más atletas, las muchachas cada vez van mejorando sus tiempos y su condición física", agrego Rodríguez.

El triatlón no es nada fácil, pero cada vez un número mayor de personas se atreve a derrotarlo.