Por: Gabriel Vargas B. 11 marzo, 2014
Brandon Ulate, portero de Tilarán, le detiene un lanzamiento de penal a Roylan Arroyo, de Alajuela, durante el partido que disputaron ayer en el Colegio Académico de Ciudad Neilly, sede del futsal masculina. Los guanacastecos sorprendieron con su primera victoria. | ALEXÁNDER OTÁROLA
Brandon Ulate, portero de Tilarán, le detiene un lanzamiento de penal a Roylan Arroyo, de Alajuela, durante el partido que disputaron ayer en el Colegio Académico de Ciudad Neilly, sede del futsal masculina. Los guanacastecos sorprendieron con su primera victoria. | ALEXÁNDER OTÁROLA

Ciudad Neily. La polémica desencadenó la sorpresa en el inicio del futsal masculino de los Juegos Deportivos Nacionales 2014.

El gimnasio del Colegio Académico de Ciudad Neily fue el escenario del triunfo de Tilarán 1-0 ante uno de los quintetos favoritos a ganar el oro, Alajuela.

El punto ardiente del juego llegó en el segundo tiempo, cuando el manudo Roylan Arroyo cobró un penal y el balón rebotó en el poste interior del marco guanacasteco, pero la árbitro Yeraldín Araya dijo que el balón no había ingresado y que el disparo se había estrellado en el poste derecho.

Eso generó confusión y polémica, situación que aprovecharon los de Tilarán para hacer suyo el buen momento anímico.

Eso sí, ese gol que sí fue pero no validaron y del cual Tilarán no tuvo culpa, no eclipsó el buen trabajo de los norteños, quienes con coraje, garra y alta dosis de adrenalina sometieron a los manudos.

Fue el arquero de Tilarán, Brandon Ulate, quien se vistió de héroe, primero tapando tres penales y posteriormente anotando el que le daría el triunfo a su equipo.

De esa manera los guanacastecos sorprendieron a todos y lograron el primer triunfo. Ni los cánticos propios de la barra de Alajuelense, La Doce, con los que los erizos intentaron apantallar a su rival en el ingreso al terreno de juego, minaron a los pamperos.

“Esto es fruto del esfuerzo. Nosotros venimos desde muy lejos trabajando humildemente, y todos ya daban por sentenciado una derrota de nosotros, pero con ganas sacamos la victoria”, expresó emocionado el arquero de Tilarán, Brandon Ulate.

Inicio firme. El quinteto de Orotina no dejó espacio para las dudas al vencer 6-2 a San Isidro de Heredia.

Los actuales monarcas del futsal de los Juegos Nacionales dominaron a placer a los florenses.

En otros juego de la jornada intensa, Turrialba y Zarcero empataron 3-3, mientras que al cierre de esta nota no había iniciado el último partido de ayer entre San José y Corredores.

Etiquetado como: