El exnúmero uno registró el peor desempeño de su carrera con 82 golpes en la segunda ronda del Abierto de Phoenix

 12 febrero, 2015
El golfista Tiger Woods junto a su novia Lindsey Vonn, quien participó este jueves en la prueba de Slalom Gigante en el Campeonato Mundial de Esquí Alpino.
El golfista Tiger Woods junto a su novia Lindsey Vonn, quien participó este jueves en la prueba de Slalom Gigante en el Campeonato Mundial de Esquí Alpino.

Houston

El golfista estadounidense Tiger Woods sorprendió con un comunicado en el que anunció su retiro indefinido del golf hasta que no recupere su mejor nivel.

Woods dijo que no es justo presentarse ante los aficionados sin estar al 100% de su rendimiento en el campo, aunque confía que el paréntesis de la retirada temporal sea breve.

"Tengo muy claro que mi nivel de juego no es aceptable para disputar torneos y por lo tanto debo dar solución a este problema y regresar cuando sea de nuevo competitivo", destacó Woods en su comunicado.

El descanso también le permitirá recuperarse por completo de las pasadas lesiones que sufrió, las cuales le han afectado su juego cuando regresó al inicio de año.

"Estoy comprometido a volver a la cúspide de mi juego", aseguró Woods en su comunicado.

El comienzo de la nueva temporada no ha podido ser más desastroso, algo que el propio exnúmero uno del golf mundial lo reconoce con la retiro temporal.

Tiger registró el peor desempeño de su carrera con 82 golpes en la segunda ronda del Abierto de Phoenix, y no superó el corte por 12 golpes.

Su nivel de juego no mejoró en el torneo de Torrey Pines y tuvo que retirarse después de apenas 11 hoyos debido a una dolencia en la espalda, tras un retraso por niebla al comienzo del torneo.

Woods a través de su portal de internet admitió que su juego durante las últimas dos semanas ha sido decepcionante, especialmente en Torrey Pines, donde había ganado ocho veces.

Sobre todo porque tuvo que retirarse, algo que siempre ha detestado, pero las lesiones recientes causan eso con más frecuencia, lo que también le llevó a tomar la decisión de alejarse temporalmente de la competición.

Wood destacó que su lesión más reciente no está relacionada con la cirugía de espalda a la que fue sometido en marzo del año pasado, y que se siente mejor cada día con la terapia física.

"Justo ahora, necesito trabajar mucho en mi juego, y pasar tiempo con las personas que son importantes para mí", declaró Woods.

"Mi juego y mis anotaciones no son aceptables dentro del golf de alta competición. Como ya he dicho, entro a un torneo con la intención de competir al máximo nivel, y cuando yo crea estar listo, volveré".

La decisión tomada por Woods le impedirá jugar en Pebble Beach y en Riviera, y confirmó que practicaría la próxima semana en su casa y en el campo de The Medalist "preparándome para el resto del año".

El exnúmero uno del mundo señaló que le gustaría jugar el Honda Classic, que dará comienzo el próximo 26 de febrero, pero no lo hará al menos que haya recuperado un nivel con el que pueda competir en torneos serios.

"No es justo para nadie", admitió Woods. "Pero mi único objetivo y meta es volver a la competición muy pronto".

El bajo rendimiento de Woods lo ha llevado a ocupar el puesto número 62 de la clasificación mundial, el peor desde antes que ganara su primer torneo de la gira de la PGA en 1996.

Entonces no logró la clasificación al Campeonato Mundial de Golf, en Doral (Florida).

Etiquetado como: