De pocas palabras y de frases directas. Así es este exponente de la categoría de -73 kilos que actuará en el Arena Carioca 2

Por: Fanny Tayver Marín, Kenneth Meléndez 1 agosto, 2016

El judoca josefino Miguel Murillo no sabía el significado real de un triunfo que obtuvo el año pasado en El Salvador hasta que se percató de que esa competencia le sirvió para visar su pasaporte para representar a Costa Rica en los Juegos Olímpicos Río 2016.

De pocas palabras y de frases directas. Así es este exponente de la categoría de -73 kilos.

El judoca Miguel Murillo será el único tico de este deporte en Río.
El judoca Miguel Murillo será el único tico de este deporte en Río.

"Estoy muy feliz y muy motivado, daré lo mejor de mí siempre", afirmó el judoca.

Asegura que pese a que practica una disciplina no tradicional, él puede dar fe de que cada vez hay más personas que practican judo en el país y eso es algo que lo motiva y cree que su ejemplo le puede servir de inspiración a los demás.

"Fue muy difícil, a veces se tiene muy poco apoyo, a veces hay que hacer sacrificios familiares, hay que sacrificar la vida social, pero la verdad es que no importaba con tal de lograr el objetivo", manifestó.

De los diez atletas que competirán con el uniforme de Costa Rica en estos Juegos Olímpicos que se inauguran el 6 de agosto, Murillo sabe que él es el menos conocido.

"Yo empecé mis entrenamientos como atleta de alto rendimiento desde el 2010. cuando comencé con Osman (Murillo). Él logró ir a los Juegos Olímpicos de Londres y yo he seguido hasta llegar aquí. Para conseguirlo, lo más difícil es dejar la familia por largos periodos, como ahora, que serán dos meses fuera sin ver a la familia", relató.

Él sabe que se enfrentará ante los grandes monstruos del judo mundial, pero está entusiasmado con la esperanza de hacer un buen papel.

Miguel Murillo estuvo a la par de Leonardo Chacón en la ceremonia de juramentación rumbo a Río 2016.
Miguel Murillo estuvo a la par de Leonardo Chacón en la ceremonia de juramentación rumbo a Río 2016.

"La expectativa es dar la mayor competencia de mi vida, ir competencia por competencia", aseguró.

Desde el 24 de agosto, Miguel Murillo efectúa un campamento en México, en el Centro de Alto Rendimiento de la Federación Internacional de Judo y el 2 de agosto volará a Brasil.

Un día después tiene previsto ingresar a la Villa Olímpica en Río de Janeiro y a partir del 8 de agosto actuará en el Arena Carioca 2.