Junto a Massimo Debertolis, el tico ganó las siete etapas y se adueñó de la categoría master

Por: Fanny Tayver Marín 22 julio
Dax Jaikel y Massimo Debertolis celebran su triunfo en el Transalp y estarán en el Trans Costa Rica.
Dax Jaikel y Massimo Debertolis celebran su triunfo en el Transalp y estarán en el Trans Costa Rica.

La fuerza de voluntad, el espíritu de lucha y la convicción de que ante la adversidad siempre se puede dar más se convierten en parte de los factores que llevaron al costarricense Dax Jaikel a hacer historia.

Desde este sábado, él queda en los registros como el primer ciclista con prótesis que se corona en el Transalp.

Fueron muchos años de intentarlo, de no desmayar, de levantarse tras caerse y de pegarse muchos sustos.

Dax Jaikel se funde en un abrazo con su hija Thea.
Dax Jaikel se funde en un abrazo con su hija Thea.

Pero esa terquedad de Dax es lo que lo llevó a conseguir su gran anhelo, que no se limitó a ganar una etapa.

De hecho, es el primer costarricense que se deja un triunfo absoluto en la carrera de MTB por etapas en su género más dura de Europa.

Junto al italiano Massimo Debertolis, Jaikel emprendió esta aventura en el Transalp con el uniforme del equipo Wilier Force 7C.

Ahí ellos no eran más ni menos que nadie.

Simplemente conformaban una pareja que llegaba con toda la ambición de triunfar, a como lo hicieron.

"Uno no puede venir aquí pensando en que tiene una discapacidad, porque eso a nadie le importa aquí, todos corren contra uno sin pensar en que tengo pierna o no tengo pierna y entonces la verdad es que tengo años de venir. Pensé en ganar la categoría y se logró", afirmó Jaikel.

Y agregó: "Estoy contento, la verdad es que me preparé para esto. Desde el año pasado que fuimos segundos yo tenía en la mente venir aquí y ganar la categoría. Sabía que era difícil, pero por dicha logré hacer equipo con Massimo que es un excelente corredor, una excelente persona y desde que corrimos en Guatemala a principios de año hicimos una buena dupla".

Desde el primer día y hasta la sétima largada, el resultado fue repetitivo.

Ellos ganaron todas las etapas de la categoría master y por lo tanto, son los flamantes campeones de este apartado.

El resultado tampoco es obra de la casualidad, es la recompensa a una preparación muy intensa y a la disciplina que siempre se debe tener para brillar en cualquier deporte.

"Preparamos la carrera, a pesar de la distancia nos comunicábamos mucho para ver cómo iba la preparación y él me iba diciendo qué cosas había que mejorar. Mientras estuvimos en Guatemala él me vio, entonces trabajé mucho la bajada y en la travesía, mejoré mucho las fallas que tuve el año pasado y entrené mucho las subidas", contó Jaikel.

Dax Jaikel en el podio final de los campeones del Transalp.
Dax Jaikel en el podio final de los campeones del Transalp.

Jaikel y Debertolis se dejaron la corona en la categoría master tras acumular un tiempo de 24:55:0 en siete etapas.

El segundo lugar fue para Thomas Piazza y Viktor Paris (Sunshine Racers Nals) con 26:08:14; mientras que Joakim Jonasson y Martin Nilsson fueron terceros, con 27:35:56.

Este año, Jaikel solo se entrenó con la bicicleta de MTB y eso le ayudó.

"Toda la preparación, el esfuerzo y la disciplina dio buenos resultados", acotó.

Adriana Quesada y Thea son el motor de Dax Jaikel.
Adriana Quesada y Thea son el motor de Dax Jaikel.

Tras subir al podio en Riva del Garda, Italia, primero como ganador de etapa y después como campeón de su categoría, Jaikel no pudo contener las lágrimas al fundirse en un abrazo con su hija Thea y su esposa Adriana Quesada.

Ellos regresarán a Costa Rica el martes.

Etiquetado como: