Por: Gabriel Vargas B. 19 abril, 2013

Santa Teresa de Cóbano. No importa que compitan los mejores surfistas latinoamericanos. Para los costarricenses siempre será una obligación ganar, máxime cuando se compite en el país.

Ese es el sentir de los tablistas ticos en el Reef Classic Costa Rica 2013, en el que esperan dejar el título en casa, como lo hizo Carlos Muñoz el año anterior.

Las olas de playa Carmen de Santa Teresa de Cóbano, Puntarenas, son el escenario de una batalla sin tregua, pero sin envidia ni mala intención.

“Presión siempre hay. Sea aquí en Costa Rica o afuera nosotros representamos al país y siempre queremos ganar para dejar en alto el país”, dijo el campeón nacional, Gilbert Brown.

Por su parte, el jacobeño Jair Pérez también aceptó que hay un poco de presión, pero a la hora de competir eso queda de lado.

“Cuando uno está ahí adentro lo que hace es disfrutar. Obvio, siempre hay un poquito de presión, pero es manejable. Al final solo queda intentar hacer las cosas bien y que gane el mejor”, dijo Pérez.

En tanto, Alberto Muñoz, una de las revelaciones costarricenses, quien competirá hoy en los octavos de final del Open, aceptó que el nivel del surf de nuestro país es bueno como para pelear por el título.

“Tenemos a muy buenos surfistas. La verdad, la competencia va a estar muy dura y queremos que el título se quede en casa. Sabemos que los rivales son de muchísimo nivel, pero nosotros siempre queremos ganar, más estando en casa”, expresó Muñoz.