22 agosto, 2016

Ryan Lochte perdió este lunes a su primer patrocinador importante, luego de que la empresa Speedo de Estados Unidos anunció que dejará de apoyar al nadador debido al incidente de su embriaguez durante los Juegos Olímpicos Río 2016, que en un principio el atleta describió como un robo a mano armada.

Como parte de la decisión, Speedo informó que donará los $50.000 (¢27.900.000) de honorarios de Lochte a la beneficencia Save The Children para los niños necesitados en Brasil.

Speedo indicó que si bien tuvo "una relación ganadora con Ryan durante más de una década y fue un miembro importante del equipo Speedo", no podía tolerar su comportamiento después del final de la competencia en Río.

En primera instancia, Lochte dijo que él y tres de sus compañeros nadadores fueron asaltados luego que su taxi fuera detenido por hombres armados que se hicieron pasar por policías. Desde entonces se disculpó por adornar su versión de los hechos.

Poco después de que Speedo hiciera su anuncio, Ralph Lauren y Syneron-Candela le siguieron.

"Ralph Lauren continúa con orgullo patrocinando al equipo olímpico y paralímpico de Estados Unidos y los valores que encarnan sus atletas", estableció la compañía, que proporcionó la vestimenta de marca Polo que vistió la delegación estadounidense en las ceremonias de apertura y clausura.

"El acuerdo de respaldo de Ralph Lauren con Ryan Lochte fue en apoyo específico para los Juegos Olímpicos de Río 2016 y la empresa no renovará su contrato", se añadió.

Por su parte, Syneron-Candela en la nota de prensa especificó que "mantenemos a nuestros empleados con estándares altos y esperamos lo mismo de nuestros socios de negocios".

Tanto el Comité Olímpico estadounidense como la federación de natación han indicado que Lochte será castigado, quizá poniendo en peligro su participación en las justas de Tokio 2020.

Etiquetado como: