14 agosto, 2016

Río Janeiro.

Tranquilos los fans de Simone Biles si a su estrella le da por esconderse en los próximos meses tras su triunfo en Rio 2016. Será algo pasajero, asegura Nellie Kim, cinco veces campeona mundial de gimnasia artística y rival histórica de Nadia Comaneci, presidenta del comité técnico femenino en la Federación Internacional.

“Ya es una estrella en Estados Unidos, hace publicidad, está en todas las revistas”, recuerda.

Biles conquistó ayer su tercer oro y puede sumar dos más. | AP
Biles conquistó ayer su tercer oro y puede sumar dos más. | AP

“Toda estrella pasa por un momento en que se harta de medios, de fotos, de autógrafos y sólo le apetece estar sola, dejar todo atrás. Le ocurrirá, pero será pasajero, y cuando pase por eso, podrá ser desagradable con algunas personas, pero no porque ella sea así, sino porque estará agotada”.

Simone Biles conquistó su tercera medalla de oro en estos juegos de Río, al imponerse en la final de salto de caballo (la primera estadounidense en la historia que gana en este aparato).

Biles, de 19 años, había ayudado a que el equipo estadounidense, conocido como las "Cinco Fieras", se llevara la presea dorada. Dominó también el concurso completo individual.

Los tres oros de Biles en Río constituyen el mayor número logrado por una gimnasta estadounidense en una misma edición.

Y tendrá más oportunidades en la semana que comienza, durante la que competirá en las finales de barras asimétricas y piso.

Etiquetado como: