Roger Federer venció ayer a Andy Murray y Rafael Nadal a Grigor Dimitrov

 23 enero, 2014

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Melbourne, Australia. EFE El suizo Roger Federer y el español Rafael Nada l se medirán en una de las semifinales del Abierto de Australia , un clásico duelo entre dos amigos, pero a la vez grandes rivales, que ayer dejaron en la cuneta al británico Andy Murray y al búlgaro Grigor Dimitrov, respectivamente.

El ibérico disparó primero y necesitó tres horas y 37 minutos para librarse de Dimitrov, por parciales de 3-6, 7-6 (3) , 7-6 (7) y 6-2.

Poco después el helvético, mucho más en forma que Murray, quien compite en su segundo torneo después de operarse la espalda el pasado año, se impuso por 6-3, 6-4, 6-7 (6) y 6-3, en tres horas y 20 minutos, para llegar por undécima vez consecutiva a las semifinales.

Ambos se medirán hoy (6 p. m., hora tica), con 32 duelos ya en su historial, sabiendo que Rafa ha ganado 22 de ellos, sumados los dos que disputaron en Australia: final de 2009 y en las semifinales de 2012.

Pero este Federer de 2014, de 32 años, está resuelto a hacer lo imposible por dejar una mayor marca en la historia de este deporte, en el cual ya ganó 17 títulos “grandes”, cuatro de ellos en suelo oceánico.

Lo demostró jugando dos primeros sets de ensueño ante Murray, y sin desanimarse luego, cuando su oponente levantó dos match points en el desempate del tercero.

Su ambición permanece y ante un rival como el escocés, finalista el pasado año, se exhibió con una extensa gama de golpes, desde un sólido juego de fondo a un perfeccionista y sutil esquema de ataque.

Además, sus reservas también parecen intactas. Ayer aguantó al pie del cañón, sin importarle los extenuantes 18 minutos de tensión del tercer juego del cuarto parcial, cuando el británico defendió con éxito seis ocasiones de quiebra.

Pasadas las tres horas, Federer seguía sin bajar el ritmo y sacando al mismo nivel que al principio.

Rompió en el octavo juego (5-3) del cuarto set cuando parecía que Murray podía alargar el partido, y luego sentenció como un maestro.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Difícil. Antes, Rafael Nadal cedió su primer set del torneo y posteriormente salvó tres puntos que le hubieran costado otro más, pero al final logró dominar a Dimitrov.

Los problemas en la mano izquierda, que permanece vendada para proteger la llaga que tiene abierta en la palma , mantuvieron en vilo al español, quien sufrió para doblegar al búlgaro en la primera intervención de este en los cuartos de final de un Grand Slam.

Mas, la experiencia de Nadal, ganador de 13 títulos “grandes”, lo impulsó en la cuarta manga, en la que dominó a placer, respirando tras un duelo agobiante.