2 noviembre, 2015
Roger Federer, cinco veces campeón del US Open, desmanteló a su compatriota Wawrinka en una hora y 32 minutos con parciales de 6-4, 6-3, 6-1.
Roger Federer, cinco veces campeón del US Open, desmanteló a su compatriota Wawrinka en una hora y 32 minutos con parciales de 6-4, 6-3, 6-1.

Basilea

Como tantos padres, Roger Federer está decidiendo con su familia qué hacer en la Navidad.

De hecho, el suizo, quien tiene cuatro hijos, está pensando mucho más allá, en las fiestas de fin de año del año que viene.

Federer cumplirá 35 años el año que viene, una edad en la que muy pocos jugadores siguen activos en el máximo circuito. Después de derrotar a Rafael Nadal en la final de un torneo suizo bajo techo durante el fin de semana, sin embargo, Federer no parece muy apurado para dejar la raqueta.

"Tengo muy pensado cómo va a ser el 2016, hasta diciembre", declaró Federer en una entrevista tras ganar el torneo de Basilea por séptima vez.

Es lo que estoy conversando con mi esposa. ¿Vamos a estar en casa para la Navidad o no? Y también pienso en el 2017, que está a la vuelta de la esquina".

"Me gusta planificar con mucha anticipación", manifestó el tenista, quien está segundo en la clasificación mundial y en gran forma física.

En lo que va del año tiene 58 victorias y nueve reveses, ganó seis títulos y jugó las finales de dos torneos grandes. Solo Novak Djokovic le ha ganado en una final, frustrando en dos ocasiones -en Wimbledon y en el US Open- la posibilidad de conquistar el título 18 de grand slam.

Un astuto manejo de su agenda, incluida una vacación con su familia en septiembre, hace que en noviembre esté a punto, cuando otros, incluido él cuando era más joven, se sienten muy desgastados.

"Ese es el objetivo de tomarme un descanso con los chicos y con mi esposa", dijo Federer, cuya esposa Mirka, las mellizas de seis años Myla Rose y Charlene Riva y los mellizos de 18 meses Leo y Lenny, a menudo lo acompañan en sus viajes.

Su buen estado físico y su astucia le permiten devolver saques mientras se acerca a la red, algo que usa cada vez con más frecuencia.

"Es un ataque sorpresivo que me divierte", dijo el suizo. "¿Cuántas veces puedes disfrutar pegando un slice?".

"A veces tienes que hacer algo distinto. Conservar una mente juvenil y decirte 'hazlo, ¿qué importa si no sale bien?'".

Federer lo pasa tan bien jugando al tenis que no parará hasta diciembre e irá a sitios como la India, Singapur y Dubai, donde tiene una casa.

En el pasado Federer dijo que no anunciará con mucha anticipación su retiro, para no tener ceremonias de despedida en cada sitio donde juega.

Una cosa tiene por seguro: la decisión la tomará con su familia.

Etiquetado como: