Este sábado el suizo sólo necesitó una hora y 33 minutos para imponerse por 6-3, 6-4 y 6-4 al alemán Philipp Kohlschreiber

 5 septiembre, 2015
Roger Federer celebra su triunfo ante el alemán Philipp Kohlschreiber.
Roger Federer celebra su triunfo ante el alemán Philipp Kohlschreiber.

Nueva York

Roger Federer, quien este sábado se clasificó con facilidad para los octavos de final del Abierto de Estados Unidos, espera un partido "duro" en la próxima ronda ante el estadounidense John Isner y su potente servicio.

"Tiene potencia (...) y es tan alto que encuentra ángulos imposibles para nosotros. Y tiene un gran segundo servicio también", dijo Federer en una conferencia de prensa.

El número 2 del mundo, sin embargo, se mostró optimista y recordó que en el pasado ha obtenido buenos resultados contra los grandes sacadores del circuito.

Además, consideró que un jugador como Isner resulta siempre más peligroso en torneos con partidos a tres sets que en los que se disputan a cinco como Nueva York.

"Al mejor de cinco sientes que tienes un poco más de tiempo, pero claramente también es capaz de hacer tres, cuatro, cinco sets sacando muy bien. Va a ser un partido duro", señaló el suizo.

Este sábado Federer sólo necesitó una hora y 33 minutos para imponerse por 6-3, 6-4 y 6-4 al alemán Philipp Kohlschreiber, vigésimo noveno cabeza de serie, que siguió sin conocer la victoria en los 10 enfrentamientos que ha tenido como profesional frente al exnúmero uno del mundo.

El tenista suizo, que se ha mostrado en plena forma hasta ahora, se mostró contento por su nivel y por haber sido efectivo a la hora de aprovechar las oportunidades que tuvo a lo largo del encuentro.

Federer destacó también el tiempo que ha tenido para descansar gracias a sus rápidas victorias y a un programa favorable, pero lamentó no haber visto el viernes el desenlace del partido nocturno entre Rafael Nadal y el italiano Fabio Fognini, que eliminó al mallorquín de la competición.

"Cuando me fui a la cama creía claramente que Rafa se iba a imponer. Luego oí las noticias cuando me desperté. Me habría gustado ver el partido, porque no esperaba que fuese tan emocionante, pero eso habría sido mala preparación para mi partido de hoy", explicó.

Isner, cabeza de serie número 13, también llegará descansado a los octavos de final después de que su rival en tercera ronda, el checo Jiri Vesely, se retirase tras perder los dos primeros sets.