El lanzador de martillo asegura que se entrena a una intensidad alta y que está listo para su prueba

Por: Fanny Tayver Marín 9 agosto, 2016

Barra da Tijuca, Brasil

Roberto Sawyers está ansioso. El 17 de agosto competirá en el lanzamiento de martillo, pero dos días antes recibirá la visita de su mamá, doña Patricia Furtado.

Y para él, resulta muy emocionante poder abrazar y darle un beso a su progenitora justamente en el Día de la Madre.

"Para mí es una bendición, mi mamá es muy religiosa y ha sido una bendición de Dios que ella pueda estar aquí. Antes no tuvimos la oportunidad de que ella me acompañara en un evento internacional", expresó Sawyers a La Nación.

Comentó que a él, el Comité Olímpico lo ha apoyado mucho, "pero no puedo decir voy a ponerle un boleto a mi mamá para que venga a ver, es muy bonito y estoy agradecido con Movistar por este proyecto que para mí es algo único y no puedo esperar para que ella llegue".

Sawyers, quien aparte de ser atleta es psicólogo, pone en práctica una de las frases predilectas, que es un día a la vez.

"Ella está muy enfocada en mi abuela en Limón y muy ansiosa preguntándome cómo está el clima, cómo me siento, si estoy bien y sé que le dará ansiedad por estar tanto en un avión, venir a Río es una experiencia diferente y debe estar nerviosa".

Al hablar sobre su competencia, el atleta afirma que en estos días lo importante es trabajar la intensidad bien alta, en el círculo de lanzamiento, descansar y recuperarse.

"Si la competencia fuera hoy estoy muy preparado porque tengo muchas ganas, pero físicamente hay un trabajo que se va haciendo".

Por ejemplo, la carga de este martes fue muy intensa.

"Poco a poco vamos a ir bajando las cargas para prepararnos. Psicológica y físicamente puedo decir que estoy al 100%, un poco desgastado por el nivel de intensidad de entrenamiento y acoplándonos a la hora, porque entrenamos durante mucho tiempo por la tarde y la competencia va a ser en la mañana y hay que ir haciendo ajustes poco a poco".

Las prácticas han sido fuertes, con velocidad e intensidad.

"No se puede hacer mucho volúmen, hacemos diez o doce lanzamientos pero con mucha recuperación e intensidad".

El lanzador de martillo asegura que se entrena a una intensidad alta y que está listo para su prueba.
El lanzador de martillo asegura que se entrena a una intensidad alta y que está listo para su prueba.
Cuenta regresiva

Sawyers confiesa que tiene mariposas en el estómago.

"La adrenalina, la ansiedad, hay muchas emociones juntas al mismo tiempo, pensar en Costa Rica, en representar bien al país, pienso en mi familia, en mis amistades, en todo lo que he pasado para llegar hasta aquí, me siento bendecido porque para mí esto es romper un paradigma", aseguró.

En este momento, el lanzador de martillo no se cambia por nadie.

"Soy de Costa Rica y aquí le demuestro a mis rivales que no hay rival pequeño y estoy con muchas ganas y muchas ansias de que llegue la otra semana".

Sawyers dice que los nervios son normales, pero que no es miedo, más bien se trata de ansiedad por competir.

"Si un atleta experimentado, maduro sabe utilizar esos nervios a favor pueden surgir grandes cosas. Es normal, a veces me dan mariposas y ganas de competir, pero tampoco es que estoy muy nervioso, estoy tranquilo, viviendo cada día".

Cómplices

Las risas invaden el apartamento de Costa Rica cuando Nery Brenes y Roberto Sawyers se encuentran.

"Ha sido buenísimo, siempre hemos tenido esa confraternidad, es bueno que compartamos, pero no ha sido mucho porque hemos estado muy enfocados en entrenar", citó Sawyers.

Agregó que ellos se conocen desde hace muchos años y son personas muy alegres.

"Yo ya no vivo en Costa Rica y cuando nos vemos lo disfrutamos al máximo. Nery vacila más, él es el número uno. Es la personalidad de los dos, nos gusta reír, vacilar, molestar, pero Nery es el que más molesta y él lo va a aceptar. Nery es muy creativo".

Ventaja

Roberto Sawyers tiene una ventaja y es que él conoce muy bien donde competirá, pues ahí se desarrolló el Iberoamericano donde en mayo consiguió una medalla de plata.

"Eso es un punto a destacar, es una gran ventaja que puedo tener porque conozco la superficie", indicó.

Sawyers analizó con su entrenador Jan Cancel que se puede volver un poco compleja la adaptación al círculo de competencia.

"El de entrenamiento es muy diferente la superficie. Vamos a ver qué podemos hacer antes de la competencia porque son superficies diferentes y mis rivales no tienen ni idea de eso, algunos sí, pero no todos", finalizó Roberto Sawyers.

Él logró su clasificación el 12 de junio en República Checa.

Ese día hizo un lanzamiento de 77 metros con 15 centímetros.

Etiquetado como: