20 enero, 2015

La raqueta que utiliza Rafael Nadal en el Abierto de Australia se ve y se siente como una tradicional, pero tiene un interruptor de encendido.

Se le puede llamar “raqueta inteligente”, tiene las mismas dimensiones y peso como la que antes usaba, pero con mayor avance en tecnología para registrar cómo se golpeó la pelota con ayuda de una aplicación, según consignó la agencia de noticias AP.

Sensores colocados en la empuñadura de la raqueta, fabricada por Babolat, registran los datos de cada golpe y la información se puede descargar en un teléfono inteligente o una computadora y usarse para analizar las fortalezas y errores del jugador.

Sin embargo, Nadal no puede analizar los resultados de su “AeroPro Drive” en su teléfono durante los descansos del partido porque las autoridades prohiben que los jugadores analicen esa información.

“Sé que para jugar bien necesito colocar 70% de mis tiros de derecha y el 30% de los reveses”, dijo Nadal tras superar a su adversario de la primera ronda en el Abierto de Australia Mijaíl Youzhny 6-3, 6-2, 6-2. “Si no logro eso, no estoy haciendo lo correcto”.

La Federación Internacional de Tenis había prohibido previamente el uso en competencias de esta información que llama “ tecnología para el análisis del juego”, pero en enero cambió la regla que permite a los jugadores usar dispositivos “ inteligentes ” como la raqueta de Nadal y monitores que analizan el pulso cardíaco.

Por otra parte, anoche el campeón defensor Stan Wawrinka derrotó al turco Marsel Ilhan por 6-1, 6-4 y 6-2 y avanzó en el torneo.

En los juegos nocturnos de hoy el español Rafael Nadal se enfrentará al estadounidense Tim Smyczek, el escocés Andy Murray al local Marinko Matosevic y el suizo Roger Federer se las verá con el italiano Simone Bolelli. Federer avanzó tras derrotar ayer al taiwanés Lu Yen-Hsun, número 47 del mundo por 6-4, 6-2, 7-5.