El tenista español acabó con la mala racha que tenía este año en los cuartos de final de tierra batida, cuando había perdido en Montecarlo y Barcelona

 9 mayo, 2014

Madrid

Rafael Nadal celebra la victoria en cuartos de final del Abierto de Madrid sobre el checo Tomas Berdych.
Rafael Nadal celebra la victoria en cuartos de final del Abierto de Madrid sobre el checo Tomas Berdych.

El español Rafael Nadal doblegó al checo Tomas Berdych por 6-4 y 6-2 para alcanzar las semifinales del Abierto de Madrid, con una confortable victoria ante el primer rival de envergadura que le salió al paso este año.

Hasta hoy la ronda de cuartos de final en tierra ha sido una maldición para Nadal, con derrotas en esa instancia en Montecarlo y Barcelona. Rafa, que no ha perdido tres veces en tierra desde el 2004, se medirá ahora contra el ganador del encuentro entre el español Roberto Bautista Agut y el colombiano Santiago Giraldo.

Berdych, sexto del mundo, debía ser la pieza clave para calibrar el estado de Nadal y en teoría poner en apuros al español, pero el checo salió arrollado por el número uno del mundo.

Mucha de la culpa de su victoria número 18 ante Berdych la tuvo el saque. Nadal no cedió su servicio ni una vez y afrontó con solvencia el único punto de rotura que Berdych dispuso, en el primer juego del partido. Incluso llegó a sacar a 213 kilómetros por hora en una ocasión.

Nadal fue certero a la hora de concretar las roturas de su rival. Una en el sétimo del primer parcial y otras dos en el tercero y en el sétimo de la segunda manga, con Berdych ya deseando irse a los vestuarios.

Como suele ser habitual, la pista Manolo Santana se llenó de jugadores del Real Madrid y Atlético de Madrid. Gareth Bale e Iker Casillas del Real, así como los atléticos Filipe Luis y Arda Turan fueron testigos de la victoria del defensor del título en una hora y 27 minutos.

Sin ceder un solo set en tres partidos disputados, Nadal disfruta en Madrid de su mejor actuación este año en tierra batida.