El español venció al argentino Leonardo Mayer y superó la tercera ronda

 31 mayo, 2014

El español Rafael Nadal, número uno del mundo y ocho veces campeón de Roland Garros, dio otro paso en su defensa del título al vencer este sábado en tercera ronda al argentino Leonardo Mayer y luego señaló en rueda de prensa que tiene molestias en la espalda.

"Como no acostumbro a mentir digo la verdad, me noté un poco la espalda el primer día y en el segundo la volví a notar y he sacado más despacio de lo habitual", señaló Nadal , que se clasificó para octavos al ganar en tres mangas por 6-2, 7-5 y 6-2.

Los periodistas le preguntaron si el problema que había tenido era similar al que sufrió en la final del Abierto de Australia (derrota ante Stanislas Wawrinka), pero Nadal , que mostró una venda en la espalda cuando finalizó el choque, no quiso dar más detalles.

"Si no os sabe mal, y aunque os sepa, no voy a hablar de la espalda. Estoy en competición, en la segunda semana, estoy feliz y quiero disfrutar de ello. No quiero faltar al respeto a ningún rival ni ayudar a nadie, ni perjudicarme a mí mismo", añadió.

Rafael Nadal en su partido de la tercera ronda de Roland Garros
Rafael Nadal en su partido de la tercera ronda de Roland Garros

Nadal jugará por un puesto en cuartos de final contra el serbio Dusan Lajovic, de 23 años y 83º de la ATP, gran sorpresa de los octavos de final.

Mayer, 65º en la clasificación de la ATP y único sudamericano que continuaba en el torneo individual, sólo pudo hacer daño al español en un reñido segundo set, que finalmente perdió para claudicar en el tercero tras 2 horas y 17 minutos de juego.

En el primer día de sol en el torneo, Nadal salió a la Philippe Chatrier como un huracán para anotarse el primer set en sólo media hora.

Concentradísimo desde el primer minuto, el mallorquín sólo concedió dos errores no forzados, por los 8 que condenaron a Mayer.

"Jugué bien, pero es difícil aguantarlo. Empecé sintiendo que no hacía daño, nervioso, era todo raro, luego me relajé y lo hice mejor. Me he quedado conforme, era un partido que era todo para él y nada para mí", dijo Mayer.

Tras situarse 4-2 en el marcador de la segunda manga y con el público 'temiendo' otro paseo militar del gran dominador, Mayer despertó y fue capaz de ganar tres juegos consecutivos (4-5).

Tuvo su oportunidad el argentino, que dejó una grata impresión con un juego de ataque potente y variado. Estaba con 30-30 a dos bolas de lograr el set, pero Nadal superó el bache y regresó para salvar la papeleta.

Un 'break', tras una bonita lucha de tú a tú, y la consolidación de su servicio con una derecha paralela fueron el broche para el 2-0.

Dispuesto a no consumir en la pista más tiempo del estrictamente necesario, Nadal gana su servicio con autoridad pero volvió a titubear ante un Mayer que seguía con confianza.

Tras pelear hasta el 2-2, Mayer agotó su repertorio y Nadal caminó hacia una nueva victoria en la Philippe Chatrier.

Al final del partido el mallorquín se acercó a saludar a Jerome Golmard, exjugador francés que sufre una enfermedad neurológica degenerativa. Siguió el partido a pie de pista en una silla de ruedas y su emotivo saludo con el número uno hizo que la cancha central rindiera una gran ovación al momento.

Etiquetado como: