Asegura que los grandes perjudicados son los atletas al no girársele ni un colón al Comité Olímpico, pues pierden la posibilidad de contar con todo el apoyo del equipo multidisciplinario que los acompaña en entrenamientos y competencias

Por: Fanny Tayver Marín 22 septiembre, 2015
Henry Núñez cree que las autoridades deportivas están cometiendo un atropello contra los atletas de alto rendimiento.
Henry Núñez cree que las autoridades deportivas están cometiendo un atropello contra los atletas de alto rendimiento.

Coronado

Henry Núñez dice estar muy preocupado porque el Gobierno no le dará un cinco al Comité Olímpico Nacional (CON), el cual preside, por concepto de preparación y participación de atletas para los Juegos Olímpicos de Río 2016 y los Juegos Centroamericanos Managua 2017.

Sin embargo, eso inquieta al jerarca del CON, quien este martes convocó a una conferencia de prensa para exponer su temor de que el deporte nacional entre en un retroceso.

Núñez cree que los atletas serán los grandes afectados con la nueva disposición. Además, cuestionó la forma en la que el Consejo de Deportes aprobó el presupuesto el pasado jueves 17 de setiembre.

¿Por qué en el presupuesto ordinario no aparece una partida específica para el CON?

Porque eso lo decide el Consejo Nacional de Deportes, ellos son los que definen cómo asignan el recurso. En los últimos cuatro años nos han dado recursos, ya sean recursos propios del Icoder o partidas extraordinarias que nos han dado a través del Gobierno. El año pasado fue de los mismos recursos del Icoder, entonces al final es una decisión de las autoridades del Instituto de Deportes o del Ministerio de Deportes que nos asignen esos recursos.

Usted habla de que el jueves pasado se vio un anteproyecto del presupuesto. ¿Hay algún tipo de acción para no darles recursos?

El jueves 17 de setiembre, los funcionarios del Icoder presentaron un anteproyecto de presupuesto, nuestro representante en el Consejo de Deportes (Alexander Zamora) no estuvo de acuerdo en que se aprobara, por lo que se opuso, al igual que el representante de las universidades (Walter Salazar), primero porque era un anteproyecto y segundo, ¿cómo es que aprobaron un presupuesto de ¢13.000 millones en una reunión de una hora y sin conocer, los miembros que estaban aprobándolo, el detalle del presupuesto?

Incluso, nuestro representante cuestionó un aumento en una partida de ¢1.300 millones y la información que le dieron no era la correcta y eso lo detectamos hasta el día siguiente.

Nosotros como Comité Olímpico habíamos pedido que dieran una semana más de análisis de ese proyecto porque había suficiente tiempo para aprobarlo este jueves, pero no entendemos cuál era la urgencia de que se aprobara ese presupuesto ese mismo día.

La urgencia era de la señora ministra, quien fue la que insistió en que tenía que aprobarse ese mismo día. Al final, los representantes de las universidades y del CON votaron en contra.

¿Qué procede?

Habría que analizarlo bien. Podríamos proceder en temas legales, pero eso entrabaría peor la situación, no solo perjudicaría al CON, sino que trabaría todo el presupuesto, y si las cosas se hacen correcto o el mismo Consejo de Deportes puede retomar el tema presupuestario y aprobarlo adecuadamente.

Yo no me puedo imaginar una institución, pública o privada, que apruebe en una hora un presupuesto que no conoce.

La ministra tiene la tesis de que hay diferenciación entre atletas olímpicos y de alto rendimiento. ¿Cómo lo ve usted?

Atletas de alto rendimiento son muchos atletas, pero hay atletas de alto rendimiento que tienen nivel de Juegos Centroamericanos, el nivel de otros de alto rendimiento llega hasta nivel panamericano, hay otros que llegan hasta Juegos Olímpicos. Todos son de alto rendimiento. El tema aquí es quién debe administrar los recursos para la preparación de esos atletas o, más importante aún, quién administra más eficientemente los recursos.

El Comité Olímpico ha demostrado eficiencia y ejecutividad en la administración de los recursos y crecimiento en el nivel de los atletas.

¿Por qué si el CON es una institución que administra transparente y eficientemente los recursos?, ¿por qué si el 100% de los atletas pide que los recursos del alto rendimiento se canalicen a través del CON?, ¿por qué si el 99% de las federaciones nacionales piden que sea así?, ¿por qué no se canalizan así, existiendo esos factores en beneficio de la buena gestión de los recursos públicos?

¿Se quiere afectar al CON?

El CON sigue existiendo, la estructura sigue aquí, yo sigo aquí, recuerden que ni mi salario, ni el trabajo que hacen de manera voluntaria los miembros del Comité Ejecutivo, ni ningún presidente de federación recibe un cinco de fondos públicos.

Entonces a nosotros no nos afecta, pero lo que definitivamente sí va a afectar es el apoyo multidisciplinario, los médicos, psicólogos, nutricionistas, fisiterapeutas, el apoyo técnico que le damos a diario a las federaciones y a los atletas.

Ni el Icoder ni las federaciones tienen una estructura profesional que vaya donde los atletas a las cinco de la mañana, a las diez de la noche, los fines de semana a darles ese soporte, no existe.

Nosotros hemos tardado cuatro años en conformar este grupo y sin recursos nos despedazan toda esa estructura que es básica.

La administración del CON ha representado un 4% del presupuesto total que se ha asignado para la preparación de atletas. Con cinco personas le administramos recursos a 35 federaciones.

¿Cuánto le costaría a las federaciones contratar a tres funcionarios por federación?, 3x40, 120 funcionarios tendrían que consumir recursos públicos en contra de cinco funcionarios para administrar las 35 federaciones. Ahí es donde uno no entiende cuál es la razón.

¿Cuánto es lo que ustedes esperarían del Gobierno o cuánto dinero requieren para salir con lo que pretenden?

Si utilizáramos el mismo recurso que usamos para prepararnos para los Juegos Centroamericanos, donde tuvimos éxito pues quedamos a siete medallas de ganar los Juegos, estamos hablando de ¢2.600 millones.

El recurso que necesitan los atletas olímpicos para llegar bien preparados a Río 2016 son ¢1.300 millones. Estamos hablando de aproximadamente ¢4.000 millones.

Lógicamente, podemos entender que no tengamos los ¢4.000 millones, que no tengamos ¢3.000 millones o ¢ 2.000 millones, pero que nos digan que no hay nada.

Si ustedes ven y revisan las liquidaciones de los últimos seis o diez años, ven que siempre queda un superávit de un 35%.

En el CON, todo lo que ha administrado nunca nos ha quedado un superávit, no nos queda, si acaso un 1 o un 2% y es porque nos entregan los recursos tarde.

Con esta situación, ¿el deporte nacional entraría en emergencia?

Entraría en un retroceso importante. Yo casi me atrevería a decir que lo que se ha avanzado en cuatro años lo retrocederíamos, porque volveríamos a la estructura anterior. Las federaciones tienen mucha limitación.

Las federaciones trabajan con voluntariado, no tienen una estructura administrativa que les ayude a gestionar. Si ustedes revisan y lo consultan con las autoridades del Icoder, posiblemente el 75% de las federaciones, si no es que más, tienen problemas a la hora de liquidar, porque no tienen esa estructura administrativa de soporte que nosotros les damos a las federaciones.

Ahí es donde voy, a las federaciones hay que apoyarlas, pero a muchas federaciones les quitaron el presupuesto este año, porque supuestamente no pudieron liquidar bien. Entonces, qué queremos, que sobre el dinero o que se administre eficientemente. Significaría un retroceso de cuatro años.

¿Ahí es donde está el talón de Aquiles, en que las federaciones administren el dinero de los atletas de primer nivel?

No, yo creo que hay debilidades en todas las estructuras y en ese sentido creo que el CON tiene que mejorar en aspectos, el Icoder también tiene sus debilidades, las federaciones tienen sus debilidades y entonces yo creo que todos tenemos que mejorar, hay mucho margen de crecimiento, así que echarle la culpa a las federaciones, o a esas estructuras, no. Es algo que hay que mejorar mucho, pero no podemos culparlos a ellos.

¿De qué manera afecta esto a lo que es la participación en Río?

Dependerá de los recursos. El mensaje que dejaría es que la prioridad es pedirle a los señores diputados que, considerando que el Gobierno no nos está dando recursos para la preparación de atletas, de manera emergente nos ayuden, necesitamos que nos ayuden para que los atletas tengan recursos ya, que los atletas tengan recursos para los Juegos Olímpicos y para los Juegos Centroamericanos.

Los atletas representan a nuestro país internacionalmente y nos sentimos orgullosos cuando nuestros atletas tienen éxito, pero con hambre o sin apoyo, no vamos a tener ese éxito.

Si queremos que Costa Rica destaque a nivel internacional, necesitamos eso. Les pido a los señores diputados que nos ayuden a tener recursos en el presupuesto de 2016 para los atletas de alto rendimiento.

¿Qué pasa en este momento con esos atletas que andan buscando esa marca, ya hay cuatro plazas fijas, pero otros andan tras ese sueño y ahora lo que se creó es un ambiente de inestabilidad?

Existe, definitivamente, si no hay recursos. Como me decía la señora ministra, que deberíamos de invertir solo en los cuatro clasificados.Discrepo totalmente con eso, como lo demostramos, hay 30 atletas con posibilidades reales de clasificarse y de ahí esperamos que por lo menos 12 de ellos se clasifiquen, pero tampoco puede ser que apostemos a los 12 para clasificar a 12, porque ustedes saben que el alto rendimiento no funciona así.

Si invertimos bien en esos 30 atletas, estamos seguros de que vamos a conseguir esa meta de tener la mayor cantidad de atletas clasificados a unos Juegos Olímpicos.

¿Tiene que ver algo con que en Panamericanos solo se consiguió una medalla? ¿Si se hubiese conseguido más medallas, se tendría más apoyo del Gobierno?

No, eso sería un pretexto, porque el año pasado igual se nos redujo ¢1.000 millones y el año pasado se dio antes de haber ido a los Juegos del Caribe.

Después dijeron que por los resultados del Caribe nos lo rebajaron, pero eso no es cierto tampoco, porque el presupuesto de este año lo aprobaron antes de haber ido al Caribe y los resultados se los mostramos a los miembros del Consejo y a la ministra, y fueron positivos y ellos aplaudieron, felicitaron y abrazaron a los atletas y les dijeron que los iban a apoyar. De ahí la extrañeza que a la semana siguiente tomaran una decisión diferente.

¿Cuál es el panorama ahora de aquí a diciembre sin recursos?

Recursos sí hay, el tema es que no le quieren asignar recursos al Comité Olímpico, pero ustedes vieron el presupuesto y recursos sí hay, a pesar del recorte que les hayan hecho.

Aquí el tema es si hay interés del Gobierno en el alto rendimiento, porque la señora ministra nos dijo que en el Plan Nacional de Desarrollo no existe el alto rendimiento y entonces que no pueden invertir en eso, pero entonces que lo digan claramente porque un día nos dan un discurso y otro día hacen totalmente lo contrario.

Recursos sí hay. Hay rubros sin asignación presupuestaria por ¢2.600 millones, donde normalmente se han repartido ¢1.300 millones o ¢1.400 millones de ahí, pero ahora son ¢2.600 millones, entonces cómo dicen que no hay recursos, sí hay recursos.

¿Y qué harán?

Ahora en la tarde (de este martes) tenemos reunión con los atletas, tenemos reunión con las federaciones para que nos indiquen la dirección que debemos seguir.

Continuaremos hablando con los miembros del Consejo de Deportes y la ministra para hacerles ver el daño que le están haciendo al deporte de alto rendimiento con esta decisión y también vamos a tocarle la puerta a otras instancias o a otras autoridades políticas para que ellos también intercedan ante este atropello que se le está dando al deporte de alto rendimiento y al Comité Olímpico como representante de los atletas.