Por: José Luis Rodríguez C. 28 febrero, 2014

Carrillo. Grietas recién cubiertas y un piso bastante áspero encienden las luces de alarma en el gimnasio del Colegio Técnico Profesional de Carrillo, donde se realizará el balonmano.

Los inconvenientes con las grietas en el piso y lo áspero de la zona donde se disputarán los juegos lo detectó el martes por la mañana la entrenadora Seidy Benavides, quien fue enviada por la federación de balonmano para marcar la cancha a utilizar.

Ante lo pronunciado de las grietas, ese mismo día varios obreros comenzaron a taparlas con cementos, para luego volver a pintar.

“Se sellaron las grietas con un material especial que usó el maestro de obras, y luego de eso se volvió a pintar la parte azul”, explicó.

“Lo áspero –del piso– no se pudo –eliminar–”, añadió Benavides, quien dirige a la selección Sub-19 femenina y es asistente en la mayor.

De acuerdo con la entrenadora, lo áspero provoca que las tenis no se desplacen como deberían.

“No son las mejores condiciones para jugar balonmano... ahora que se solucionó el problema de las grietas hay menos posibilidad de lesiones”, comentó ayer por la tarde.

La teoría de Benavides fue secundada por Silke Méndez, vicepresidente de la federación de balonmano, quien apuntó que se corrigió la cancha lo mejor que se pudo.

“Hacemos el esfuerzo porque se salga lo mejor posible”, apuntó.

Voleibol. Otro lugar donde el piso preocupa es en Abangares, donde Alberto Blanco, entrenador del equipo local, señaló que la cancha quedó sumamente áspera.

Ante ello la Fecovol llevará al sitio una superficie sintética.

Etiquetado como: