6 mayo, 2013

Sereno, luchando consigo mismo para no explotar ante la eliminación, el presidente de Liga Deportiva Alajuelense, Raúl Pinto, defendió que el quedar fuera de las semifinales “no es un fracaso”, sino una “oportunidad perdida”.

Reconoció que la salida del técnico Óscar Macho Ramírez pudo afectar al equipo.

“Él no quiso seguir y don Manuel Keosseián quizá no tuvo el tiempo suficiente para trabajar, pero no estamos descontentos con él y le hemos ofrecido seguir en la institución. Ahora lo que nos toca es escuchar al técnico y a la comisión técnica y deportiva, para que valoren el torneo y nos digan qué pasó”.

Negó que la no clasificación, le traiga un grave impacto económico al club y como autoconsuelo expresó: “Esto es futbol, no hay que sorprendernos de la dura lección. Se debe aprender y retomar el camino”.