La figura del Team Specialized vivió su revancha en medio de un ajustado pulso

Por: Juan José Herrera Ch. 10 febrero, 2014

Paolo Montoya la tuvo difícil ayer ante Andrey Fonseca (19) y José Montoya (atrás). | CRISTIAN ARAYA
Paolo Montoya la tuvo difícil ayer ante Andrey Fonseca (19) y José Montoya (atrás). | CRISTIAN ARAYA

Paolo Montoya brilló en medio del polvo y calor santaneños, testigos ambos de esa revancha personal suya que acabó con la victoria en la cuarta edición del siempre difícil Shimano Short Track.

La nueva figura del Specialized Team, a quien hace un año un descuido lo alejó del triunfo, no quiso dejar esta vez nada al azar y se fajó en un ajustado pulso con Andrey Fonseca (BCR-Pizza Hut) y su primo José Alfredo Montoya (Scotiabank-Dos Pinos-Ciclo Güilly), igual de interesados en el podio.

Montoya, quien clasificó con comodidad en el primer heat eliminatorio, vivió un disputado cierre con los mejores exponentes del ciclismo de montaña del país.

La prueba disponía 15 minutos de competencia en los 1,6 kilómetros de la pista más una última vuelta para definir el ganador.

En los primeros minutos de la final Montoya impuso su ritmo y desgranó el grupo quedando solo Fonseca y José Alfredo a su lado.

Poco después José Alfredo quedó rezagado y antes de la última vuelta Fonseca corrió con la misma suerte, dejando a Montoya solo en su camino a la victoria.

“Fue una carrera muy explosiva, el circuito muy bonito y diferente al del año pasado. Estoy muy contento por la victoria y porque el nivel está creciendo”, aseguró.

En femenino la victoria fue una vez más para Adriana Rojas (Scotiabank-Dos Pinos-Ciclo Güilly), también exigida al máximo por su coequipera Milagro Mena, al final segunda de la clasificación.