6 julio, 2013

Londres. AFP El serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, y el británico Andy Murray, dos e ídolo local, disputarán mañana la final de Wimbledon, después de que ayer superaran las semifinales contra el argentino Juan Martín Del Potro y el polaco Jerzy Janowicz, respectivamente.

Ambos cabezas de series no lo tuvieron fácil en la penúltima ronda. Djokovic derrotó a Del Potro en un intenso partido que se resolvió en el quinto set; 7-5, 4-6, 7-6 (7/2), 6-7 (6/8) y 6-3, en cuatro horas y 43 minutos de juego.

El escocés, por su parte, tuvo que emplearse a fondo para vencer a Janowicz, un gigante polaco (2,03 metros) que se convirtió en el primer jugador de su país en unas semifinales de Grand Slam. Finalmente le derrotó en cuatro mangas por 6-7 (2/7), 6-4, 6-4 y 6-3.

En el primer partido del día, Djokovic y Del Potro brindaron el que ha sido el mejor encuentro en esta edición de Wimbledon.

Djokovic levanta su dedo índice luego de derrotar a Del Potro. | EFE
Djokovic levanta su dedo índice luego de derrotar a Del Potro. | EFE

“Ha sido uno de los mejores partidos que he jugado. El nivel del tenis fue muy alto”, dijo Djokovic, que en semifinales de Roland Garros perdió un maratón así con el español Rafael Nadal.

Después de no haber perdido un set en la competición, Djokovic estuvo contra las cuerdas ante un rival duro, que le castigó.

“He jugado muy bien durante más de cuatro horas y media, fue un partido de alto nivel. Él defiende muy bien la bola... Ahora estoy triste, pero en pocos días me daré cuenta de la grandeza de este partido. Será recordado algunos años”, relató por su parte Del Potro.

La victoria sirve de revancha al serbio, que el verano pasado cayó con el argentino en el juego por la medalla de bronce olímpica.

Antes de Murray y Djokovic, hoy es la final femenina entre la alemana Sabine Lisicki (23 del mundo) y Marion Bartoli, Francia, 15.