8 mayo, 2015

Houston

De dientes apretados, intensas y sin el más mínimo indicio de tregua.

Jimmy Butler (izq.), de Bulls, no pudo detener a LeBron James (der.), el miércoles anterior, en el Quicken Loans Arena de Cleveland. | EFE
Jimmy Butler (izq.), de Bulls, no pudo detener a LeBron James (der.), el miércoles anterior, en el Quicken Loans Arena de Cleveland. | EFE

Así se viven las semifinales de la NBA, que tienen las cuatro series empatadas a uno, luego de disputarse los dos primeros juegos al mejor de siete.

Los duelos entre los Warriors y los Grizzlies, los Clippers y los Rockets, los Wizards y los Hawks y los Bulls y los Cavaliers, superaron las expectativas y son reflejo de que ningún equipo podrá obtener su boleto de forma sencilla, como sí sucedió en la ronda anterior.

Los triunfos obtenidos como locales en la última jornada por Houston y Cleveland completaron los segundos partidos de las semis y dejaron en evidencia que la lucha será muy cerrada.

El choque entre Rockets y Clippers se traslada hoy a las 8:30 p. m. al Staples Center, de Los Ángeles, pero garantiza volver de nuevo a Houston para el quinto partido, después de que se disputen el tercero hoy, y el cuarto el domingo.

Por su parte, los Bulls regresan a su casa hoy a las 6 p. m., para intentar ponerse en ventaja en su casa y buscar frenar a un inspirado LeBron James que consiguió 33 puntos en el último partido.

Mientras que los Grizzlies ahora buscarán hacer valer su casa y ratificar el gane que sacaron ante los Warriors, en un duelo que arrancará de nuevo mañana en Memphis.

Ese mismo día reanudarán su lucha los Wizards y los Hawks, pero esta vez será en Washington, donde los locales se trazaron el objetivo de seguir sorprendiendo a propios y extraños como sucedió en el primer juego.

Las barridas quedaron descartadas por completo y las emociones están garantizadas en unas semifinales que sorprenden por las parejas hasta el momento y en las que no se vislumbra tregua.

Etiquetado como: