Por: José Fernando Araya N. 6 marzo, 2014

Steven Román Chinchilla tiene 11 años de edad. | MEYLIN AGUILERA
Steven Román Chinchilla tiene 11 años de edad. | MEYLIN AGUILERA

Bagaces, Guanacaste. Un tímido, pero colocado saque es la alerta de que algo pasa.

Entre la muchedumbre del gimnasio de Bagaces, el pequeño Steven Román comenzó a robarse la atención de todos.

Román, de 11 años recién cumplidos, nació con una diparesia o parálisis en su lado izquierdo, por lo que tiene poca movilidad en la mano y pierna de ese sector, pero esto no le dificulta el desarrollo del tenis de mesa.

Por ejemplo, para realizar un saque, no utiliza su mano izquierda como todos los demás, sino que apoya la pelota en la raqueta y luego con un rápido golpe logra acertar el envío.

Además, se le dificulta un poco el traslado alrededor de la mesa; sin embargo, hace un esfuerzo grande para salvar los puntos.

Pese a que perdió la partida ante Daniel Araya de Santa Ana 3-2 por una situación de más calentura que juego, Steven es un niño ejemplo, pues es de las mejores raquetas de San Carlos.

“Es uno de los más fuertes en San Carlos le gana a los más viejos de 17 y 18 años que llevan más de tres años entrenando”, indicó su técnico Roberto Castro.

Por su parte, su madre Flor Chinchilla no ocultó su felicidad y orgullo por el papel de su hijo.

“El deporte le ayuda a mejorar la movilidad y es parte de la terapia que tiene que realizar para que él pueda desarrollar el mismo músculo de su lado derecho como el izquierdo” , expresó su madre.

Para Román son los primeros Juegos Nacionales, pero participó en los Parapanamericanos de San José en diciembre anterior.