El Premio Nobel de la Paz de 1993 logró dejar atrás las diferencias entre negros y blancos

 5 diciembre, 2013

Redacción

El 24 de junio de 1995 Nelson Mandela entregó al jugador Francois Pienaar el trofeo que acreditó a Sudáfrica como campeón del Mundial de Rugby.
El 24 de junio de 1995 Nelson Mandela entregó al jugador Francois Pienaar el trofeo que acreditó a Sudáfrica como campeón del Mundial de Rugby.

Nelson Mandela, quien murió este jueves a la edad de 95 años, siempre estuvo ligado al deporte.

Tras estar preso por más de 27 años, cumpliendo una condena que era de por vida, Mandela fue liberado y electo democráticamente como presidente de Sudáfrica.

El Premio Nobel de la Paz en 1993 logró crear una alianza en su país cuando en 1995 Sudáfrica albergó la Copa del Mundo de Rugby, disciplina que siempre fue popular entre los blancos.

El apoyo de la afición negra hacia los jugadores blancos, durante el desarrollo del torneo, fue utilizado por Mandela como una demostración de la unión de su pueblo.

Antes, los Springboks, como se le conoce al equipo de rugby de Sudáfrica, solamente había recibido apoyo de los blancos. Antes de ese torneo, incluso las personas de raza negra apoyaban al equipo rival.

Fue, entonces, cuando Mandela logró unir a su pueblo mediante el deporte. En ese campeonato Sudáfrica consiguió dejarse el título y, el 24 de junio, el propio Mandela entregó el trofeo que los acreditó como campeones.

Además, Mandela fue promotor del Mundial de Sudáfrica del 2010, donde la selección sudáfricana fue participó como anfitriona y con el apoyo de toda la población, y estuvo presente unos minutos en el acto de clausura, realizado en el estadio Soccer City.

Etiquetado como: