Por: Steven Oviedo 29 julio
Karen Cope (de espaldas) intenta bloquear el remate de una de las jugadoras de República Checa.
Karen Cope (de espaldas) intenta bloquear el remate de una de las jugadoras de República Checa.

La costarricenses Natalia Alfaro y Karen Cope tuvieron un difícil arranque en el Mundial de Voleibol de Playa que se realiza en Viena, Austria.

Las nacionales perdieron dos sets a cero ante la pareja de República Checa, conformada por Barbora Hermannova y Marketa Slukova.

Alfaro y Cope fueron ampliamente superadas por la pareja europea, pues en el primer set cayeron 21-9 y en el segundo 21-10.

"Fue frustrante. Hemos estado trabajando mucho en nuestro pase y no fue bueno hoy. Pero es el primer juego, todavía tenemos mucho por recorrer y no nos estamos preocupando por este, estamos preocupados por el siguiente, porque no podemos hacer mucho sobre este", explicó Cope, en declaraciones al sitio oficial del torneo.

De los 19 puntos que obtuvieron en este juego, nueve fueron obra de Natalia Alfaro, cinco de Karen Cope y los cinco restantes por error de las europeas.

Las ticas están ubicadas en el grupo F del mundial, junto a las checas, una pareja de Finlandia y otra de Paraguay.

"Creo que tenemos que atacar más. Cada vez que golpeamos la pelota con fuerza, conseguimos el punto por lo que tenemos que centrarnos en eso. El lugar es tan increíble, te sientes como si estuvieras de vuelta en Río. Es increíble, es una multitud tan agradable, todo el mundo estaba en el juego, disfrutando mucho", añadió Cope.

El próximo juego de las nacionales será este domingo ante las finlandesas Taru Lahti y Riikka Lehtonen. El último juego de la primera fase será este lunes ante las paraguayas Erika Bobadilla y Gabriela Filippo.

Las finlandesas derrotaron 2-0 (21-12 y 21-9) a las suramericanas.