El colombiano triunfó ayer en decimonovena etapa del Giro de Italia con 1:05:37 horas

 31 mayo, 2014

Bassano del Grappa. AP Nairo Quintana no iba a defraudar a sus familiares que viajaron desde Colombia para verlo en el Giro.

Con un desempeño espectacular en una prueba que catalogó como su “especialidad”, el ciclista colombiano ganó ayer viernes la decimonovena etapa del Giro de Italia y aumentó la ventaja en la clasificación general a dos días del final.

El subcampeón del Tour de Francia cronometró 1:05:37 horas en una contrarreloj de montaña de 26,8 kilómetros desde Bassano del Grappa hasta Cima Grappa.

“Llevarme esta etapa es muy importante. No lo había querido decir antes, pero la cronoescalada es mi especialidad y tenía que hacerlo, no podía dejar pasar esta etapa sin ganarla”, comentó el oriundo de Cómbita. “Menos aún después de que mi familia vino desde Colombia. Me dieron fuerza” .

“La gente me pedía que dejara un sello y aquí está lo que tengo para ganar el Giro”, sentenció.

Su compatriota Rigoberto Urán, segundo en la clasificación general, cruzó la meta tercero a un minuto y 26 segundos. El italiano Fabio Aru llegó segundo, a 17 segundos de Nairo Quintana.

“Ha sido un día espectacular, siempre con muy buenas sensaciones”, apuntó el vencedor.

El líder del equipo Movistar aumentó a 3:07 minutos la ventaja sobre Urán en la general y ya acaricia su primer título de una de las tres grandes pruebas del ciclismo, junto con el Tour y la Vuelta a España.

Ningún colombiano ha ganado el Giro y el mejor resultado hasta ahora fue el segundo puesto que consiguió el año pasado Urán.

Ahora Quintana y su compatriota parecen encaminados a lograr un 1-2 sin precedentes para Colombia y Latinoamérica.

“Vine a reconfirmar quién es Nairo Quintana para que la gente sepa que estoy preparado para ganar una vuelta de tres semanas”, señaló Quintana, quien dio prioridad al Giro y no correrá en el Tour de este año. “Antes era una incógnita, ahora soy una confirmación” .

Giuseppe Martinelli, director del Astana, de Aru, volvió a discutir acerca de la decimosexta etapa, la otra que ganó Quintana en medio de polémica pues no quedó claro si el descenso del puerto de montaña Stelvio estaba neutralizado.

La penúltima etapa será hoy con un recorrido de 167 kilómetros de Maniago hasta Monte Zoncolan.

“Pienso que he dado a la gente lo que quería ver de mí. Mañana (hoy) será decisivo y veremos cómo controlamos”, apuntó Quintana.