Por: Fanny Tayver Marín 6 septiembre, 2015
Nairo Quintana fue mejor que todos los favoritos en el ascenso a un puerto de categoría especial, y así descontó segundos valiosos. | AP
Nairo Quintana fue mejor que todos los favoritos en el ascenso a un puerto de categoría especial, y así descontó segundos valiosos. | AP

Nairo Quintana se curó. Atrás quedaron la fiebre y los problemas estomacales, tiene buena pinta y eso llena de fe a un Andrey Amador que no tira la toalla en la Vuelta a España.

El despertar del cafetero de Movistar Team se dio ayer, en la etapa más larga de la competencia, con 215 kilómetros entre Vitoria y el Alto de Campoo, cerrando en un premio de montaña de categoría especial.

“Nairo ha hecho un gran trabajo y todos nos alegramos de verle así después del proceso vírico que sufrió. Es cierto que tiene bastante tiempo perdido, pero si hay algún corredor que pueda pelear hasta el final, es él”, publicó Amador en su página en Internet.

Tras 14 etapas corridas, el italiano Fabio Aru (Astana) marcha como líder con un acumulado de 57:20:10. Alejandro Valverde es sétimo, a 2:11, y Quintana es noveno, a 3:00.

“Sabemos que será difícil, pero en el Giro que ganó Nairo (en 2014), él estuvo a punto de abandonar y acabó triunfando. En esta Vuelta vive algo parecido, a ver si también acaba igual. Vamos a pelear hasta el final”, anunció Amador.

Esas palabras fueron avaladas por Quintana. “Me sentí con muy buenas piernas. Espero poder luchar al menos por el podio; quedan bastantes etapas para recuperar el tiempo perdido, días que se pueden aprovechar y en los que si mantengo estas sensaciones, posiblemente recuperaremos terreno”.

El tico fue uno de los pilares de la escuadra telefónica ayer, motivado al ver cómo Nairo resucitó.

La subida final era de 18 kilómetros y Amador se convirtió en un soporte, porque en los últimos 8.000 metros aún estaba al frente del grupo de favoritos, cuidando las piernas de Nairo.

Adelante iban Alessandro de Marchi (BMC), Salvatore Puccio (SKY), José Joaquín Rojas (Movistar), Mikael Chérel (AG2R) y Carlos Julián Quintero (Team Colombia), quienes se fugaron desde el kilómetro 55.

De Marchi se impuso con 5:43:12 y Quintana fue el primer favorito en meta, a 3:32.

Amador llegó en el puesto 86 a 17:19, y en la general, va de 50.

Hoy se corre la etapa 15, con 175,8 kilómetros entre Comillas y Sotres. El cierre será en un duro puerto de primera categoría.