Una presea de oro, dos de plata y cuatro de bronce fueron la cosecha del primer día

Por: Johan Umaña V. 2 julio, 2013

Hay que dejarlo claro: un CCCAN no es un Centroamericano ni un Camex. Aquí el nivel sube exponencialmente por la presencia de de las islas del Caribe y grandes potencias como Venezuela.

Entonces, para Costa Rica obtener siete preseas en 26 finales no es un rédito nada despreciable para el primer día de la edición número 28 del Campeonato Centroamericano y del Caribe de Natación, que se inició en la piscina María del Milagro París, en La Sabana.

Aunque tener la sede sí obliga a los ticos a mejorar para subir del quinto puesto de hace dos años.

María Fernanda Badilla fue la única nacional de oro ayer. Ella ganó los 100 metros dorso para niñas entre los 11 y los 12 años.

Lo hizo con tiempo de 1:10:70, para sorprender a la panameña Ireyra Tamayo (plata, con 1:11:16) y a la jamaiquina Annabella Lyn (1:12:99).

“Muy orgullosa por el país y es un logro gracias al esfuerzo y dedicación que he tenido”, comentó la niña, quien ayer participó por primera vez en un CCCAN.

Las platas costarricenses llegaron por medio de Natalia Gómez y Marissa Reidemeister.

Gómez fue segunda en 100 metros pecho (mayores de 18). Ella detuvo el reloj en 1:17:48.

Marissa fue segunda en 200 metros combinados (15-17 años), con tiempo de 2:28:90; un segundo detrás de Julimar Avila (Honduras).

Esteban Araya conquistó el bronce en los 200 metros combinado. Sin embargo, salió insatisfecho ya que aspiraba al oro, no mejoró su propio tiempo y falló en conseguir la marca para asistir al Mundial Juvenil. | ALEXANDER OTAROLA
Esteban Araya conquistó el bronce en los 200 metros combinado. Sin embargo, salió insatisfecho ya que aspiraba al oro, no mejoró su propio tiempo y falló en conseguir la marca para asistir al Mundial Juvenil. | ALEXANDER OTAROLA

Un bronce sin sabor. Anoche no les fue bien a Esteban Araya y Arnoldo Herrera, dos promesas juveniles.

Herrera quedó cuarto en los 100 metros pecho (15-17 años).

Araya sí conquistó medalla, de bronce, pero salió molesto. “Yo iba por esa medalla de oro, la tenía en la mente. Cometí un error y me costó la competencia”, sostuvo el joven de San Ramón antes de explicar que la frustración era pasajera.

El lamento era doble, pues el tiempo de 2:14:02 en los 200 combinado (15-17 años) dista mucho del mejor récord del tico y de la marca de 2:12 para asistir al Campeonato Mundial Juvenil FINA, a realizarse en Dubai en agosto próximo.

Un bronce con más sabor fue el de Mario Montoya, tercero (1:08:66) en los los 100 metros pecho (+18). La sorpresa fue que el astro del Istmo, el panameño Edgar Crespo, fue segundo (1:04:28), detrás del trinitense Abraham McLeod (1:04:17).

Los otros dos bronces nacionales vinieron de los relevos: 4x400 combinado (niñas 11-12 años) y 4x400 (niños 11-12 años).

Venezuela, con seis oros, tomó el control de la competencia en el medallero por naciones.