El ciclista quiere una medalla para olvidar el trago amargo de las últimas ediciones

Por: Juan José Herrera Ch. 2 abril, 2013

Aparte de un objetivo, el Campeonato Panamericano de Ciclismo de Montaña, en Tucumán, Argentina se impone ante Paolo Montoya como un reto que raya en lo personal.

Hace cinco años que el ciclista costarricense se alzó con la medalla de plata en la edición de 2008, en Venezuela; y desde entonces, la gloria del podio le ha dado la espalda al hombre de los Frijoles Tierniticos.

El año pasado, en México, un doble pinchonazo le impidió siquiera concluir la prueba, por lo que ahora asegura que tiene una espina clavada, que espera sacarse pronto.

“Hay una revancha, sobre todo en los últimos años, desde mi medalla en 2008 preparé el clasificatorio para olimpiadas y luego un par de veces en que no estuve bien.

“El año pasado estábamos bastante bien y pasó lo que pasó (problemas mecánicos), pero este año me siento mejor, he hecho una preparación totalmente diferente y eso me ayuda para poder decir que estoy en la pelea”, aseveró.

El tico, quien saldrá hacia suelo suramericano el miércoles, tendrá tres días para aclimatarse, pues verá acción hasta el domingo, cuando se dispute la prueba de cross country a eso de las 12 mediodía (hora de Costa Rica).

La competencia tiene un circuito de 4,96 kilómetros con una altura mínima y máxima de 1.940 y 1.989 metros respectivamente.

Objetivo. Para Montoya el Panamericano supone su segundo objetivo principal en este año; el primero fue la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos, un reto que superó con nota perfecta .

“La idea es esa, ir a pelear esa medalla, más que todo para abrirme más campo a nivel internacional y lógicamente pensando en un proceso olímpico. No podemos hacerlo como en Londres, donde fue al último momento, tenemos cuatro años para trabajar, ahora hay que ir paso a paso”, aseveró.

Dentro de esa tarea, el corredor destacó que la prueba en Argentina tiene como aliciente, el conocimiento que posee de sus rivales, pues ha enfrentado a todos los favoritos en la disputa por el oro.

“El campeón es Todd Wells (ganador de la Ruta de los Conquistadores en 2011), luego hay dos brasileños que conozco, un argentino que fue mi compañero en Europa y el colombiano Fabio Castañeda, quien me ganó el Short Track hace un año en Argentina. Entonces por los menos a los 5 o 6 favoritos ya los conozco”, finalizó.

Montoya indicó que aparte de esta prueba va a disputar un par de Copas Mundiales en Estados Unidos y la Ruta a final de año.