3 mayo, 2015
Pantalla completa Reproducir
1 de 15

El púgil estadounidense Floyd Mayweather Jr., que mantuvo su condición de invicto tras vencer por decisión unánime al filipino Manny Pacquiao, quien afirmó tener un lesión en su hombro, dijo que su triunfo se había dado porque volvió a ser el "más inteligente" sobre el cuadrilátero.

"Nada de lo que hizo Pacquiao me sorprendió porque es lo mismo que lo que ofrecieron los últimos rivales, salieron con la intención de colocar un gran número de golpes, pero mi boxeo defensivo se lo impidió y ahí acabó todo", declaró Mayweather Jr., que espera llevarse unas ganancias cercanas a los $200 millones de la denominada "Pelea del Siglo", al menos en el apartado deportivo.

En cuanto al impacto económico, a la espera que se conozcan dentro de varias semanas todos los ingresos relacionados con la televisión de pago, no queda ninguna duda que es la de mayor recaudación tanto por taquilla ($70 millones), como por la bolsa que recibirá cada boxeador, $200 millones para Mayweather Jr., y unos $100 millones que cobrará Pacquiao.

No sucedió lo mismo en el apartado deportivo porque inclusive, como se esperaba en una decisión de los jueces, todos se fueron con el boxeo estilista de Mayweather Jr. que se limitó a moverse por el cuadrilátero, sacar su directo de izquierda y colocar los golpes, poco contundentes, pero de gran efecto a la hora de recibir puntos.

Los tres jueces estadounidenses encabezados por Dave Moretti, que entregó una puntuación de 118-110 para el campeón invicto, y Burt Clemens con Glenn Feldman le dieron 116-112 cada uno a Mayweather Jr.

"Me quito el sombrero por Pacquiao y ahora comprendo por qué está entre los mejores del boxeo", destacó Mayweather Jr. "Sabía que me iba a presionar, que quería ganar algunos asaltos, pero sólo cuando sentí algunos golpes contundentes entonces reaccioné, ajusté algunas cosas y todo fue normalidad".

Mayweather Jr. reconoció que la pelea no fue brillante, pero sí muy inteligente por su parte, y que al final lo que cuenta es saber ganarla.

"Creo que el triunfo llegó en parte por los errores de Pacquiao y también por los aciertos de mi padre en la estrategia y en los consejos que me dio desde la esquina " , destaco Mayweather Jr., que ahora tiene marca de 48-0 y 26 triunfos por la vía del nocaút.

"Soy un púgil calculador, mi rival era duro, agresivo, y tuve que tomarme mi tiempo hasta que quedó establecido lo que tenía que hacer sobre el cuadrilátero", explicó Mayweather Jr. "Pacquiao es un gran campeón, dimos lo mejor esta noche".

Aunque los 16.500 aficionados que llegaron a verlos al MGM Grand Garden Arena, de Las Vegas, no tuvieron la misma visión de lo sucedido en el cuadrilátero y especialmente por la manera como abucheaban al campeón invicto cuando respondía a las preguntas de la televisión.

"Tengo una pelea más, mi última será en setiembre, es tiempo para mí de descansar. Casi llego a los 40 años y llevo en el deporte 19, he sido campeón durante 18, y por lo tanto me siento bendecido", adelantó Mayweather Jr., que no dio más pistas de quien podría ser su rival. "Lo que está claro es que boxearé de nuevo, pero no tengo interés en llegar a los 50 combates".

Sin embargo, lo que conocen a Mayweather Jr. están convencidos que su fecha de retirada no se dará hasta que por lo menos superé la marca de todos los tiempos de Rocky Marciano, que se retiró invicto con 49 triunfos.

"No pienso en esa marca, sino en conseguir que pueda retirarme en plenitud de forma y seguir los consejos de mi padre, que me ha dicho que al final alguien me ganará y tal vez también pueda castigarme", confesó.

Rival. Por su parte, Manny Pacquiao dijo que una lesión en el hombro evitó que peleara a su mejor nivel este sábado, durante la derrota ante Floyd Mayweather Jr.

Autoridades de Nevada rechazaron la solicitud de Pacquiao para recibir una inyección anti inflamatoria antes del combate. El presidente de la Comisión Atlética de Nevada culpó a Pacquiao de la decisión al no notificar la lesión con anterioridad.

“Es parte del deporte”, comentó el filipino. “No quiero poner excusas ni quejarme... pero es difícil pelear con una mano”.

El entrenador de Pacquiao, Freddie Roach y el promotor Bob Arum no dieron muchos detalles de la lesión, pero confirmaron que hace unas semanas contemplaron la posibilidad de posponer la pelea.

“Creo que peleó de forma valiente considerando las circunstancias, y estoy muy orgulloso de lo que logró esta noche”, dijo Arum.

Pacquiao se lastimó hacia finales de marzo y, de acuerdo a Arum, la lesión fue “la misma que tuvo Kobe Bryant ” .

Bryant se desgarró el manguito rotatorio en enero, poniendo fin a su temporada con los Lakers de Los Ángeles. Arum no esclareció si hablaba de esa misma lesión, pero el boxeador filipino consultó al mismo médico que atendió a Bryant.

El promotor dijo que la esquina de Pacquiao pensó que se les permitiría recibir la inyección, porque recibió el mismo tipo de tratamiento durante el entrenamiento.

Pero Arum señaló que Top Rank hizo el papeleo incorrecto referente a la lesión, por lo que la Comisión de Nevada no autorizó la inyección.

Francisco Aguilar, jefe de la Comisión Atlética de Nevada, dijo que el equipo de Pacquiao no reveló la lesión sino hasta la noche del sábado, por lo que se rechazó el permiso para recibir la inyección y tener al médico personal del filipino en su esquina.

“No estábamos enterados de la lesión hasta hoy (ayer) a las 6:30 p.m.”, comentó Aguilar, responsable de la decisión. "Los medicamentos que estaba tomando fueron revelados en su cuestionario médico, pero no la lesión. Esta no es nuestra primera pelea. Esto es lo que hacemos y existe un proceso. Si intentas alterarlo, las cosas no te saldrán bien.