9 septiembre, 2014

Maric Cilic disfruta su cetro ante el japonés Kei Nishikori. | AP
Maric Cilic disfruta su cetro ante el japonés Kei Nishikori. | AP

Nueva York. EFE El croata Marin Cilic, decimocuarto favorito, impuso su poder físico y se proclamó ayer campeón del Abierto de Estados Unidos al vencer 6-3, 6-3 y 6-3 al japonés Kei Nishikori, décimo favorito, en lo que fue la primera final de un Grand Slam para ambos tenistas.

Cilic, de 25 años, se convierte en el primer croata en ganar el Abierto de Estados Unidos, y el segundo en tener un título de Grand Slam. El primero fue su compatriota y ahora entrenador Goran Ivanisevic, cuando ganó Wimbledon, en 2001.

El nuevo campeón del Abierto de Estados Unidos también se llevó un premio de tres millones de dólares y 2.000 puntos para la clasificación mundial, mientras que Nishikori recibió un cheque por $1.450.000 y 1.200 puntos.

Cilic, que en las semifinales derrotó al suizo Roger Federer, impuso su potente saque, colocó 17 directos, y golpe de derecha, dio 38 ganadores, ante Nishikori, que nunca pudo desarrollar su mejor juego desde el fondo de la pista, ni tuvo un servicio consistente.

El partido, que duró una hora y 54 minutos, dejó a Cilic con 93 puntos ganados por 68 de Nishikori, que buscaba ser el primer japonés en conseguir el título del Abierto de Estados Unidos y en un torneo de Grand Slam.

“No he podido hacer mi mejor tenis, Cilic me superó porque lo hizo bien y lo felicito por el triunfo”.

“Creo que ahí estuvo la clave, al superar los nervios del primer set cuando le pudo romper el saque en el sexto juego”, declaró Cilic. “Luego todo fue más fácil porque tuve confianza en mi juego y me salieron muy bien las cosas”.

Cilic cometió 27 errores no forzados por 30 de Nishikori, que subió solo ocho veces a la red con cinco tantos ganados por 11 de 13 que logró el nuevo campeón del Abierto de Estados Unidos.