Por: Fanny Tayver Marín 23 febrero, 2015
Marcos Sánchez (izquierda) es una de las esperanzas para que Costa Rica tenga ese rematador nato que tanto le falta. | CRISTIAN ARAYA
Marcos Sánchez (izquierda) es una de las esperanzas para que Costa Rica tenga ese rematador nato que tanto le falta. | CRISTIAN ARAYA

Con 19 años, Marcos Sánchez se estrenó ayer en la categoría élite del ciclismo nacional y su bautizo fue soñado, porque ganó al sprint la carrera de ruta de la Copa Shimano Short Track.

La prueba se disputó en formato de critérium, es decir, en cada giro se eliminaban ciclistas y tras 30 vueltas a un circuito en la radial a Desamparados, el paraiseño del equipo Coopenae Movistar Economy fue el hombre más veloz del día.

En ese mano a mano cargado de potencia, rapidez y sagacidad, Sánchez superó a Rónald Araya (REITT Carrocería y Pintura BMC Inverse) y a Fabricio Quirós (BCR Pizza Hut).

“Desde que inició la carrera Josué (González) y (Henry) Raabe me dijeron que me mantuviera adelante porque es un circuito muy peligroso, uno se podía caer en las curvas y como era de eliminación, les hice caso en todo lo que me dijeron”, relató Marcos Sánchez.

González entró en una fuga estratégica que beneficiaba los planes de José Adrián Bonilla.

“Era una escalera y me sirvió para partir después, le llegué, pude conectar a Josué, él comenzó a ponerme un paso fuerte y sacamos buena diferencia con el lote principal. Luego quedé solo con Fabricio y Araya y pude rebasarlos en la línea final”, comentó Sánchez.

El joven pedalista paraiseño es una de las promesas que tiene Costa Rica para solventar la carencia de un rematador nato.

“He estado entrenando este tipo de cierres. Cuando era juvenil ganaba al sprint y entonces yo pienso que es una de mis especialidades y por eso quiero pulir más el cierre en velocidad”, contó.

Y añadió: “José Adrián Bonilla me ha dicho eso, que en el país no hay ciclistas que lleguen a pelear una etapa plana por medio del sprint y entonces me mandó a entrenar en velódromo, sprint y plano. Él, Raabe y Josué me han ayudado muchísimo”.

Sánchez descubrió hace seis años que tenía pasta para practicar ciclismo, pero su vivencia de ayer lo marcará para siempre.

“Desde las categorías menores ganaba carreras, pero hasta ahora me estreno en élite y se corre totalmente diferente, en un pelotón muy grande”.

En damas, la victoria fue para Edith Guillén, seguida por Katherine Herrera (Avimil) y Natalia Navarro (Focus).

“La carrera estuvo bastante dura ya que era muy corta, 10 vueltas que eran como 25 minutos. Estuve atenta a los intentos de fuga y al final se dio un sprint bastante cerrado”, citó Guillén.

Tras las pruebas de MTB y ruta, la Copa Shimano terminará el 8 de marzo con el Short Track.